Revolución Roja

Futbol 18 de noviembre Por
Unión Deportiva hizo historia. El Expreso derrotó 3-1 a Atlético Pujato en la cancha de Aprendices y será el rival de 9 de Julio en la final del campeonato. El representante de Los Molinos no disputaba una definición desde 1953, año en que consiguió su último título en la Liga frente a Alumni.


Una tarde para guardar, atesorar y recordar más allá de la existencia. Unión Deportiva vivió una tarde épica para su historia y que redondea una temporada inolvidable en el año de sus bodas de diamante. El Expreso, sin admitir pruebas en contra, venció 3-1 a Atlético Pujato en el tercer partido semifinal en la cancha de Aprendices y de esa manera se clasificó finalista del campeonato luego de seis décadas desde aquella definición ante Alumni de 1953, año en que los vestidos de rojo alcanzaron su quinto y hasta ahora último título en la Liga.

El encuentro a cara o cruz en el Nuevo Fortín le cantó alegre desde el principio a los dirigidos por Ariel D’ Amato, que rápidamente se pusieron en ventaja, ley del ex mediante, a través de un formidable zapatazo del Flaco Módica. Luego, sus máximos puntales ofensivos y joyas más preciadas fabricadas en las Divisiones Inferiores, estiraron las diferencias. Primero fue Juan Martín Brstilo, recientemente recuperado de una lesión que lo venía teniendo a maltraer en las últimas semanas, y más tarde llegó la decoración por intermedio de Ñoqui Navicelli, que además igualó a Gerardo Rossi en el tope de la tabla de goleadores del certamen. Cuando ya las agujas agotaban su girar, Fabián Gómez señaló el tanto del honor para los Pincharratas, que de esta manera sumaron una nueva frustración y vieron quebrantado su sueño de conseguir la anhelada y tantas veces malograda vuelta olímpica que se les niega desde 1998.

Y un día, el día llegó. Unión Deportiva se metió nuevamente en una final de la Liga, tras esperarlo durante seis largas décadas. Termina así el karma del Expreso de cuatro semis perdidas en los últimos 20 años. Atrás quedaron los tragos amargos de 1994 ante Alumni, 2003 y 2005 con Unión Casildense como verdugo, y el más doloroso y lacerante de 2009, cuando con varios de los nombres nacidos, crecidos y madurados en el club que hoy arrancaron la mufa, el Rojo vio bruscamente interrumpido su sueño dorado a manos de Atlético Chabás, tras haber sido los mejores de la etapa regular y quedarse cómodamente con la segunda rueda.

El frente de los del pueblo de las casillas está en 9 de Julio. Las ansias de repetir del último campeón son lo que se interpondrá a Losmo en su última parada en pos de que las apenas más de 2000 almas que le dan vida puedan desanudar el grito que llevan esperando sus gargantas desde seis décadas atrás.

Te puede interesar