FONAVI: La deuda eterna

Seguridad 22 de enero Por
En extensa la lista de problemas que viene acarreando la construcción del Fondo Nacional de la Vivienda (FONAVI) desde el momento mismo de la construcción, hace más de 20 años, y con el correr de los años los problemas se amontonan y las soluciones nunca llegan. Ahora uno de los grandes problemas es el de la Seguridad.
Como toda obra pública siempre demora más de lo prometido, y en el caso del FONAVI no hubo excepción. Las personas que estaban inscriptas esperando obtener una vivienda debieron esperar más de lo estipulado porque la construcción se retrasó. Pero llegó el momento de habitarlo y los departamentos fueron entregados, y los ocupantes comenzaron a pagar las cuotas.

Algunos de ellos pagaron gran cantidad, otros dejaron de pagar, otros vendieron el departamento con las cuotas que restaban abonar, otros consiguieron otra vivienda y lo alquilaron, etc. Lo cierto es que a esta altura no son muchas las familias que viven allí desde el comienzo.

Con el correr de los años el deterioro de la construcción se hizo cada vez más evidente y nadie parece hacerse cargo de los problemas y menos de acercar soluciones.

Cuando comenzaron a hacerse averiguaciones sobre quien tiene responsabilidades sobre el predio, sorpresivamente nos enteramos que la construcción no tiene el final de obra, trámite indispensable a la hora de poder habitarlo.

Más de 20 años después todavía nadie dio el final de obra, por lo que en estos más de 20 años el FONAVI no debería haber sido habitado.
Pero está habitado.
Y lo habitan más de 400 familias.

Además de los problemas edilicios, de los que tomó nota el Delegado de la Defensoría del Pueblo, Tomás Morales, desde hace años se empezaron a notar problemas de seguridad.

Cabe destacar que en el lugar viven más de 400 familias, las que en su mayoría viven de su trabajo, honrada y dignamente, pero hay una porción de delincuentes que habitan y/o frecuentan la zona.

Sólo para enumerar algunas cuestiones de peso podemos recordar que hace un tiempo algunos muchachos le dieron una feroz golpiza, por la que están privados de su libertad, a Luis Lozano terminando con su vida, allí también se armó un tiroteo en plena madrugada entre dos efectivos policiales y dos jóvenes, siendo que estos policías fueron detenidos meses más tarde en un mega operativo, acusados de comercialización de estupefacientes.

Ahora, vecinos del lugar nos hacen llegar su preocupación ante la presencia de un masculino, con un frondoso prontuario, que estaría cumpliendo arresto domiciliario en uno de los departamentos.

Arresto que no cumpliría todo el tiempo ya que, según dichos de vecinos, sale a cualquier hora del día y de la noche. Si bien el detenido estaría gozando de este beneficio por problemas en su salud, los vecinos se preguntan:
¿Por qué tenemos que convivir con un hombre tan peligroso y que habría cometido diversos ilícitos hasta contra gente del lugar?
Se realizan los controles tal como deben hacerse para evitar que este hombre salga de su casa sin ningún tipo de problemas?

Ante este escenario preguntamos donde está instalada la cámara de seguridad que monitorea el lugar y se nos informó que el sitio no cuenta con cámaras.
Creíamos que ante los hechos mencionados anteriormente:
de la golpiza y posterior muerte de Lozano,
el tiroteo del que fueron protagonistas dos policías que ahora están privados de su libertad acusados de comercialización de estupefacientes,
de la cercanía a una escuela primaria, la cual fue víctima en varias ocasiones de robos y daños,
desde la Secretaría de Seguridad Ciudadana habían colocado una cámara como para dar un poco de seguridad a la zona.
Pero no fue así.
Por lo menos hasta el momento.

Vecinos indignados referían que ellos no pueden pretender una cámara de seguridad "si ni siquiera pasan a cortar los pastos, que están tan altos que muchas veces han servido de escondite para delincuentes" luego de perpetrar algún ilícito.
"Tampoco podemos pretender un sistema de seguridad tecnológico si ni siquiera vienen a cambiar unos focos de iluminación quemados hace meses y que nos cansamos de reclamar", expresó otra vecina.

"No hay que esperar una muerte, ya tuvimos una y parece ser que no sirvió de mucho, porque todo sigue igual, nadie se acuerda de nosotros." sentenció otro.

"La Policía pasa poco por acá y los policías jovencitos parece que les tienen miedo a los delincuentes que andan por acá" expresó una mujer.

La SEGURIDAD se hace con pequeñas cosas como el mantenimiento de los lugares públicos, la iluminación, la presencia policial, etc.

Lo cierto es que desde tiempos inmemoriales a los habitantes del FONAVI se les debe.
Se les debe el final de obra de la construcción, se les debe el poder tener a su nombre SU CASA, SU vivienda, se les debe el mantenimiento de esa construcción, y ahora se les debe el poder vivir seguros.
Y eso no es poca cosa.

Te puede interesar