Sanciones Azules

Futbol 08/11/2013 Por
Finalmente, la Liga Casildense determinó las penas para Belgrano luego de los graves incidentes del partido de vuelta de cuartos de final frente a Unión Deportiva. La Pantera, además de recibir una fuerte multa económica, no podrá jugar sus próximos ocho encuentros como local en el Nuevo Charquito, y los jugadores implicados recibieron suspensiones de, como mínimo, cinco fechas.


El escándalo trajo vientos, mareas y discusiones acerca de sus consecuencias. Luego de los gravísimos incidentes acaecidos en el Nuevo Charquito luego de la eliminación de Belgrano en los cuartos de final a manos de Unión Deportiva, las miradas se dirigieron hacia el Tribunal de Penas, que se tomó el tiempo necesario para actuar y obró con firmeza: el Azul jugará buena parte de 2014 como local fuera de su estadio y los jugadores implicados en los hechos recibieron sanciones que van desde las cinco fechas, además de abonar una importante multa económica.

Según lo consignado por el cuerpo punitivo de la Liga Casildense a través de su último Boletín Oficial, la Pantera tendrá su cancha clausurada por ocho encuentros en Primera División, lo que equivaldría a los cotejos en condición de local de la Primera Rueda más el primero de la Segunda con el número de equipos participantes en el certamen de este año. Además, una sanción de ocho fechas para Martín Bahillo, siete para Mariano Viola, Cristian Falconesi y Hernán Montechiarini, y cinco a purgar por Maximiliano Bocchietti y Nicolás Banega. A su vez, aparte de los dos lances de suspensión para Hugo Urruti por su expulsión en el match, se aplicó una inhabilitación provisional para Andrés Mannini y otro par de fechas hacia el preparador físico Juan José Orsini.

En cuanto a la sanción pecuniaria, Belgrano deberá abonar una multa de 300 entradas generales en sus dos primeros juegos ejerciendo localía, lo que equivale a 21000 pesos. Luego de la fuerte sanción para quienes protagonizaron la otra punta de los disturbios de los cuartos, Atlético Pujato y Huracán, que incluyó multas de 10500 pesos para ambas instituciones y la prohibición de la Villa Deportiva del Pincha por tres partidos, el Tribunal parece haber mantenido un criterio uniforme. Las sanciones vistas y aplicadas se muestran rigurosas, y parecen una buena medida para paliar con el flagelo de la violencia en los recintos de fútbol, tan enquistados en el espectro nacional y que comenzaron a tornarse recurrentes en los escenarios de la región.

Te puede interesar