Cuidarse del sol

Salud 02 de enero Por
Que el sol es dañino para la piel es algo que todos saben. La exposición prolongada a los rayos UV puede causar quemaduras y aumenta el riesgo de que la piel sufra envejecimiento prematuro, o el temible cáncer. Por ello se aconseja consultar con el médico de confianza al respecto. Porque por más consejos que se den, muy pocos se refugiarán en la sombra, con pantalón, polera mangas largas, gorro y crema de alto factor en la cara para evitar problemas en la piel.


Muchos no pueden resistir la tentación de echarse al sol para adquirir un bronceado fascinante. Pero justamente para que sea eso, fascinante, hay que tomar las debidas precauciones, válidas tanto para mujeres como para hombres. Sólo así la piel lucirá un tono perfecto, no estará deshidratada y, lo más importante, es que se mantendrá lisa y tersa por más tiempo.

Los expertos recomiendan no apresurarse con el bronceado. Lento pero seguro es la premisa. Aunque sea impaciente debe usar un bronceador con un factor alto, según su piel, y dejarse tostar lentamente. Evitar quedar como un cangrejo la primera vez que tome sol. No olvidar que en la cara siempre se debe ocupar una crema con mayor protección solar.

* El factor de protección solar (FPS) es un índice que informa del tiempo que se debe permanecer expuestos al sol sin riesgo de quemadura, ya que multiplica el número del factor por el tiempo de exposición sin protección.

Es muy importante que se tome en cuenta que los bronceadores también tienen una fecha de vencimiento por lo que se debería comenzar cada verano con uno nuevo. Existen en crema, loción, gel, spray y en barra. Todos vienen etiquetados con un número que indica el factor de protección solar (FPS) del producto. A mayor FPS, mejor protección contra la quemadura solar. A la hora de comprar preferir los fotoprotectores llamados de "amplio espectro" que protegen contra UVB Y UVA.

Después de tomar sol lo mejor es hidratar la piel. En verano ésta necesita muchos cuidados porque el calor hace perder más agua de lo debido y las células muertas se acumulan en la superficie dificultando su renovación. Dos son los cuidados básicos: exfoliar una vez por semana y aplicar crema a diario.

Recomendaciones para tomar sol

- Evitar la exposición innecesaria durante las horas de mayor intensidad de luz ultravioleta que son entre las 11:00 AM y las 16:00 PM.
- Aplicar el bronceador entre 15 y 30 minutos antes de exponerse al sol.
- Reaplicarlo después de 2 horas de exposición continúa al sol o después de bañarse (aún cuando sean resistentes al agua).
- Usar fotoprotectores de amplio espectro.
- Usar bronceadores diariamente si se está expuesto al sol más de 20 minutos al día durante las horas de mayor intensidad de radiación.
- Prestar especial atención a la cara, orejas, manos y región del escote. No olvide proteger también los labios.
- Cuidado, ciertos medicamentos aumentan la sensibilidad al sol.
- En los días nublados también debe usarse bronceador.
- En lo posible usar sombrero y anteojos para sol.
- Si aparece un lunar o mancha en la piel y ésta cambia de color, de forma, pica, duele o sangra, consultar a un dermatólogo.

Te puede interesar