“Como no me pudieron asaltar intentaron lastimarme.”

Inseguridad 26/07/2017 Por
Así lo manifestó un vecino del barrio Alberdi, que en la mañana de este domingo fue interceptado por cinco hombres mientras intentaba ingresar su vehículo a la cochera. Al darse cuenta el peligro que corría se dio a la fuga mientras que los delincuentes le lanzaban botellas y baldosas. La victima decidió alejarse del lugar y volver más tarde a su propia casa. Además asegura que este tipo de situaciones son habituales durante los fines de semana y responsabiliza a las personas que asisten a un boliche bailable de la zona.
piedra

 

Un grupo de vecinos de barrio Alberdi aseguran ser conscientes de que al guardar el vehículo en una cochera, durante la noche, se corre un alto riesgo de ser asaltado y la preocupante situación quedo en evidencia este fin de semana pasado.

Un joven casildense, cansado de ser víctima de la delincuencia, violencia y vandalismo, contactó a Casilda Ya para dar detalles sobre una desagradable experiencia.

El hecho ocurrió en la mañana del día domingo, alrededor de las seis, cuando luego de festejar el día del amigo regresó a su domicilio para descansar. “Iba a entrar a la cochera, pero como todavía era de noche, mire a mi alrededor por miedo. En la esquina veo a un chico parado y decido esperar a que se retire para ingresar y de esta forma no correr ningún tipo de riesgo.” Comentó.

“Me quedé esperando por varios minutos y esta persona en vez de irse se quedó parada mirándome, al ratito llegaron cuatro más. Tenían gorra, capucha y nos más de veinte años.” Agregó el vecino, quien además aseguró que los cinco hombres comenzaron a caminar directamente hacia su vehículo.

“Uno de ellos venía con una botella de vidrio en la mano y otro juntó una baldosa de la vereda. Me llamó la atención pero nunca pensé que se iban a venir contra mí. Uno se paró frente al auto y los otros intentaron rodearme, en ese momento aceleré y se tuvieron que correr. Mi intención no era chocarlos sino escapar de lo que iba a ser evidentemente un asalto. En ese momento me lanzaron con todas sus fuerzas lo que tenían en sus manos pero no llegaron a golpear el auto.” Aseguró el preocupado vecino, quien además afirmó que se quedó dando vueltas por un tiempo hasta que amaneció y luego de eso decidió volver a su domicilio.

Además comentó que todos los vecinos de la zona están molestos, debido a que desde que funciona un boliche bailable en el barrio, cada fin de semana son víctimas de hechos vandálicos o robos de garrafas. “Menos mal que estaba solo y no estaba con mis sobrinos. Los podrían haber golpeado, todo podría haber sido mucho más grave si no iba de mi propia casa.” Concluyó.

Te puede interesar