Programa Municipal de Gestión de Basura Electrónica

Ecología 15 de abril de 2013 Por
El presidente del Concejo de la ciudad de Casilda, Lic. Roberto Meli, planteó una iniciativa por la cual se pretende dar tratamiento y creación a un Programa Municipal de Gestión de la Basura Electrónica. La creciente generación de “basura electrónica” en los hogares, empresas y oficinas públicas y privadas; y su impacto en el medio ambiente, "resulta imprescindible legislarla, máxime sobre su destino final", manifestó el concejal.


La denominada “basura electrónica” (Escrap) está compuesta por: rezagos informáticos, computadoras, servidores CPU, monitores, notebooks, laptops, agendas electrónicas o PDAS, periféricos (teclado, mouses, webcams, parlantes, etc.) impresoras, centrales telefónicas, routers, juegos electrónicos, intercomunicadores, teléfonos celulares, entre otros.

La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y estudios internacionales indican que los residuos electrónicosexperimentan un incremento mayor de generación que la tasa anual de aumento de residuos domiciliarios.

El crecimiento de las ventas de aparatos eléctricos y electrónicos, que tiene su origen en el abaratamiento de costos, la velocidad de recambio tecnológico y el diseño productivo que apunta al recambio de equipos, genera un salto en la generación de este tipo de residuos.

Según estimaciones de diferentes consultoras se puedeestablecer que Argentina tiene 7,2 millones de unidades de PC acumulados al 2008. Entre 600 y 700 mil unidades de PC quedaron en desuso en el 2009, una cifra similar o incluso superior se aplica para las impresoras.

En Argentina hay 50 millones de líneas celulares habilitadas. A esta enorme cantidad, que supera a la cantidad de habitantes, hay que considerar la corta vida de los teléfonos: es decir hay una alta rotación de equipos aunque funcionen perfectamente, promovidas por el mercado y la implementación de nuevos diseños y/o tecnologías. Así, por año, se destinan miles de toneladas de residuos electrónicos cuyo contenido en un 90% es de plástico, vidrio y diversos metales que terminan junto a la basura domiciliaria RSU.

Meli declaró que "la clasificación, reutilización y disposición final de estos residuos, debe ser cumplida responsablemente a fin de minimizar el daño al medio ambiente, ya que los mismos poseen un alto grado de toxicidad, asimismo, debemos contemplar la apertura de Centros de Reacondicionamiento de Computadoras (CRC) para la recuperación del material desechado y revalorizarlo, generando así fuentes de trabajo, entregadando a instituciones de bien público, escuelas, bibliotecas, centros comunitarios y organizaciones sociales todo lo que se recupere".

Texto:

Visto:

La creciente generación de “basura electrónica” en los hogares, empresas y oficinas públicas y privadas; y su impacto en el medio ambiente, por cuanto resulta imprescindible legislar sobre destino final de la misma, y

Considerando:

Que la denominada “basura electrónica” (Escrap) está compuesta por: rezagos informáticos, computadoras, servidores CPU, monitores, notebooks, laptops, agendas electrónicas o PDAS, periféricos (teclado, mouses, webcams, parlantes, etc.) impresoras, centrales telefónicas, routers, juegos electrónicos, intercomunicadores, teléfonos celulares, entre otros.

Que según la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y estudios internacionales indican que los residuos electrónicos experimentan un incremento mayor de generación que la tasa anual de aumento de residuos domiciliarios.

Que por otro lado, el crecimiento de las ventas de aparatos eléctricos y electrónicos, que tiene su origen en el abaratamiento de costos, la velocidad de recambio tecnológico y el diseño productivo que apunta al recambio de equipos, genera un salto en la generación de este tipo de residuos.

Que según estimaciones de diferentes consultoras se puede establecer que Argentina tiene 7,2 millones de unidades de PC acumulados al 2008. Entre 600 y 700 mil unidades de PC quedaron en desuso en el 2009, una cifra similar o incluso superior se aplica para las impresoras.

Que asimismo, se estima que en Argentina hay 50 millones de líneas celulares habilitadas. A esta enorme cantidad, que supera a la cantidad de habitantes, hay que considerar la corta vida de los teléfonos: es decir hay una alta rotación de equipos aunque funcionen perfectamente, promovidas por el mercado y la implementación de nuevos diseños y/o tecnologías. Así, por año, se destinan miles de toneladas de residuos electrónicos cuyo contenido en un 90% es de plástico, vidrio y diversos metales que terminan junto a la basura domiciliaria RSU.

Que la clasificación, reutilización y disposición final de estos residuos, debe ser cumplida responsablemente a fin de minimizar el daño al medio ambiente, ya que los mismos poseen un alto grado de toxicidad.

Que independientemente de la ausencia de legislación específica en nuestro país sobre estos residuos, a nivel local, podemos desarrollar instrumentos de planificación, inspección y control, que favorezcan la seguridad, eficiencia y efectividad de la gestión de los residuos, con la recolección diferenciada de aparatos eléctricos y electrónicos en desuso.

Que las posibilidades para instrumentar este tipo de políticas se deben basar sobre tres premisas fundamentales, a saber:

A)-Concientización: se debe instrumentar una campaña de concientización para lograr que el vecino de nuestra ciudad se comprometa con el cuidado del medio ambiente.

B)-Instrumentación: hay que elaborar las formas para hacer de la tarea de la recolección diferenciada de la basura electrónica conocida también como RAEE (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos) una metodología de fácil acceso para que el ciudadano lo pueda aplicar sin complicaciones.

C)-Convenios: el Departamento Ejecutivo Municipal debe establecer convenios con distintos entes privados y/o estatales dedicados al reciclaje de RAEE, para establecer metodologías y acciones conjuntas.

Que es preciso anticiparnos a planificar soluciones para una problemática que en corto plazo será una realidad ya que estos residuos contaminan, produciendo modificaciones de los componentes y características del suelo, aire y agua, por acción de la presencia de estos materiales no degradables, causando situaciones de alto riesgo para el ambiente y la salud.

Que asimismo, es necesario estimular metas claras de reducción en la generación de residuos, colocándose en contenedores especiales en puntos clave de la ciudad.

Que a su vez, los vecinos pueden participar depositando en los contenedores la basura electrónica.

Que en Argentina no existen mecanismos para una correcta disposición de equipos electrónicos cuando alcanzan el final de su vida útil por lo tanto los consumidores, entre ellos los usuarios corporativos de TIC (tecnologías de la información y la comunicación), generan residuos electrónicos cuya disposición final es incierta.

Que no obstante, sabemos que en la ciudad de Santa Fe en la Universidad del Litoral funciona una Planta Piloto de Gestión de Residuos, y en nuestro país además se cuenta con empresas especializadas en la Gestión Sustentable de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos que brindan servicios de recolección, separación, valorización y reciclado; recuperando importantes recursos naturales y minimizando el impacto ambiental; realizando convenios con empresas, ONGs y Municipalidades.

Que también debemos contemplar la apertura de Centros de Reacondicionamiento de Computadoras (CRC) para la recuperación del material desechado y revalorizarlo, generando así fuentes de trabajo. En estos Centros se reacondicionarán las computadoras recibidas a modo de donación, para formar y capacitar en competencias técnicas a jóvenes en riesgo, brindándoles el camino para incorporarse en mejores condiciones al mercado de trabajo. Estas computadoras recuperadas serán entregadas a instituciones de bien público, escuelas, bibliotecas, centros comunitarios y organizaciones sociales.

Que existen numerosas experiencias exitosas de municipios y ONGs que desarrollan estas iniciativas.

Por lo expuesto, solicitamos la sanción del siguiente

Proyecto de Ordenanza

Art. 1º: Créase en la Municipalidad de Casilda el Programa Municipal de Gestión de Basura Electrónica, (se la conoce también como Escrap o RAEE: residuos de aparatos eléctricos y electrónicos).

Art. 2º: El Programa tendrá en cuenta la implementación de un sistema ágil de recolección de residuos electrónicos en forma diferenciada accesible a todos los vecinos de la ciudad de Casilda de:

a) Rezagos informáticos: Computadoras, servidores CPU, monitores, notebooks, laptops, agendas electrónicas o PDAS, periféricos, (teclado, mouses, webcams, etc.) impresoras a chorro de tinta o matriz de punto, routers, juegos electrónicos, cables, fuentes y conectores, circuitos impresos, entre otros; b) Rezagos de telecomunicaciones: Teléfonos fijos, faxes, centrales telefónicas, decodificadores, etc.; c) Celulares en desuso, terminales, carcasas, pantallas, displays, placas de circuito, componentes eléctricos, parlantes, micrófonos; d) Baterías: níquel, cadmio etc.; e) Accesorios: cargador, transformador, base, teclado, antena, etc.

Art. 3º: La instrumentación de este programa tendrá como finalidad:

a) Informar y concientizar a la población sobre la contaminación que generan estos residuos, evitando que acaben en lugares inapropiados.

b) Fortalecer la participación de las empresas sobre los residuos de los aparatos eléctricos y electrónicos que generan.

Art. 4º: La puesta en marcha deberá considerar, entre otras pautas, el realizar convenios con distintas empresas privadas y/o estatales debidamente registradas para sus distintas etapas: recolección, desguace, reciclado, comercialización.

Art. 5º: Asimismo deberá contemplarse la apertura de Centros de Reacondicionamiento de Computadoras (CRC) para la recuperación del material desechado y revalorizarlo, generando así fuentes de trabajo y de disminuir la brecha digital. En estos Centros se reacondicionarán las computadoras recibidas a modo de donación, para formar y capacitar en competencias técnicas a jóvenes en riesgo, brindándoles el camino para incorporarse en mejores condiciones al mercado de trabajo. Estas computadoras recuperadas serán entregadas a instituciones de bien público, escuelas, bibliotecas, centros comunitarios y organizaciones sociales.

Art. 6º: Se convocará a agentes participantes, como entidades intermedias, organizaciones ambientalistas y otras organizaciones que el D.E.M. crea conveniente.

Art. 7º: Este Programa se ejecutará desde la Secretaría de la Producción y ésta entenderá sobre las demás reparticiones que actúen en su asistencia.

Art. 8º: De forma.-

Te puede interesar