Controles de Tránsito: los últimos de la gestión Sarasola

Seguridad Vial 09 de diciembre de 2019 Por casildaya.com
En la madrugada de este domingo se realizaron los habituales controles de Tránsito y alcoholemia en la zona céntrica de la ciudad con el objetivo de cuidar la vida. Se trató del último realizado por la gestión del actual intendente Sarasola. La baja en los índices de siniestralidad y de las alcoholemias positivas habla de lo exitoso del trabajo de Censi y Dichiara.
20170902-Operativo de Tránsito
Operativo de Tránsito

En el inicio de la gestión municipal de Juan José Sarasola, y con las caras visibles de Federico Censi y Hugo Dichiara, secretario de Prevención y Seguridad Ciudadana y director de Tránsito respectivamente, los indices de alcohol al volante superaban el 35%.

Debido al incansable trabajo, más la difusión de sus políticas a través de charlas en las escuelas primarias y secundarias, se logró el objetivo de bajar ese porcentaje de manera notoria, dejando un promedio de entre 4 y 6 puntos.

"El ojo del amo engorda el ganado" dice el viejo refrán haciendo referencia a que todo funciona mejor cuando los principales interesados están presentes de forma continua. Y en esta ocasión debemos darle la razón al dicho teniendo en cuenta que tanto Censi como Dichiara estuvieron presentes en todos y cada uno de los controles de alcoholemia llevados adelante en los últimos cuatro años, como así también fue pública y notoria la presencia en los operativos que se realizaban durante la semana.

Resultados de la semana:
En los operativos que se llevaron a cabo entre el lunes 2 de diciembre hasta este domingo 8 de diciembre, se controlaron 80 (ochenta) vehículos, entre autos y motos, se labraron 29 (veintinueve) actas de infracción, y se secuestraron 2 (dos) vehículos.

Por otra parte, en la madrugada del domingo 8 de diciembre se realizaron controles de alcoholemia en la zona céntrica de la ciudad con la colaboración de efectivos de la UR IV. Se controlaron 72 (setenta y dos) conductores, de los cuales sólo 1 (uno) arrojó resultados positivos, con un dosaje de 0.93, se labraron 2 (dos) actas de infracción, y no se realizaron secuestros.

Es de destacar que el límite de alcohol en sangre sancionable para automovilistas es de 0.50, para los motociclistas es de 0.20, mientras que para el transporte público de pasajeros, sean colectivos o taxis, es de 0.

La intención de la Gestión Sarasola con estos controles fue la de cuidar el bien más preciado de sus ciudadanos, que es la vida, tanto de los que se conducen en vehículos como también de los peatones que puedan ser víctimas de conductores alcoholizados. El no dejar seguir a conductores alcoholizados previene siniestros y sus consecuencias.

El llevar adelante estos controles debería ser una política de estado que continúe en el tiempo más allá de quienes estén al frente del Municipio, porque sea Sarasola, Golosetti, Censi o Arias, siempre debemos pensar en la seguridad de la ciudad, en la seguridad de su gente y en CUIDAR LA VIDA.

Te puede interesar