Detuvieron a un hombre que compraba con tarjetas de crédito robadas en Casilda

Policiales 21 de enero de 2020 Por casildaya.com
Un hombre quedó preso por utilizar plasticos hurtados y defraudar comercios dónde compraba celulares. Un compinche que cayó con él tras una compra fraudulenta en un bicicletería, fue imputado por la Fiscalía y recuperó la libertad.
tarjetas de crédito
tarjetas de crédito

Ellos no se conocían pero terminaron siendo acusados por el mismo delito: defraudación con tarjetas de créditos. El modus operandi se repetía. Entraban a instituciones sanatoriales y mientras las víctimas trabajaban le sacaban las billeteras con sus documentos y tarjetas. Al rato los plásticos eran usados para comprar en distintos locales, preferentemente celulares. Uno de los detenidos fue imputado de varios hechos de hurto y defraudación mientras que el otro fue perseguido por la Policía a bordo de una bicicleta comprada con ese ardid el sábado pasado. Con un botín superior a los 65 mil pesos ambos sospechosos fueron imputados por la Fiscalía por defraudación, encubrimiento y uno de ellos también por hurto. La justicia dispuso que uno de ellos quede detenido por 30 días mientras el otro debe pagar una fianza de 30 mil pesos y presentarse semanalmente al tribunal.

El 2 de noviembre, de la sala de médicos del Sanatorio Regional de Casilda faltó de la mochila de un médico con su billetera con las tarjetas de débito, crédito y 1500 pesos. Cuarenta minutos más tarde la tarjeta de crédito se usó en un local de venta de aparatos telefónicos de la misma localidad. Se realizó una compra de tres celulares por la suma de 29.300 pesos.

La tarde del primero de enero la víctima fue una radióloga. La mujer cumplía con su turno laboral en el sanatorio Primordial de Casilda cuando le sustrajeron de su cartera la billetera con una tarjeta de débito y otra de crédito. Una hora y media más tarde la tarjeta de crédito fue utilizada en un local comercial para comprar dos aparatos celulares por algo más de 26.400 pesos.

Media hora antes y en un local de Zaballa y con una tarjeta de crédito a nombre de otra víctima compraron 12 cervezas Corona, 6 cervezas marca Sol, fiambre y pan por la suma de 1.818 pesos. Con esa misma tarjeta un rato más tarde adquirieron en un comercio de Pérez dos módulos de celulares por la suma de 6 mil pesos.

Todos estos hechos fueron imputados a Gustavo Adolfo M. delitos que el fiscal encuadró en tres hechos de hurto y cuatro hechos de defraudación. Este hombre fue detenido el 18 de enero junto a Damián Alberto L. quien iba a bordo de una bicicleta recientemente adquirida en un comercio ubicado en España al 1.600 con la tarjeta hurtada a una médica del interior del Hospital Privado de Rosario mientras trabajaba. El ciclista fue ubicado por la Policía a unas seis cuadras del local comercial y al ver a los uniformados intento subirse a un Ford Fiesta que estaba estacionado en doble fila tras arrojar la bicicleta. Gustavo Adolfo M. estaba al volante y ambos fueron detenidos. Por este hecho el fiscal David Carizza los imputó por defraudación mediante el uso de tarjeta de crédito y encubrimiento. En el auto encontraron además de la documentación de la médicay tarjetas de créditos sustraídas a un hombre del interior de su auto.

Tras la imputación Gustavo Adolfo M. quedó detenido en forma preventiva por orden de la jueza Paula Alvarez, mientras que Damián Alberto L. fue liberado tras el pago de una fianza de 30 mil pesos con la obligación de presentarse en forma semanal al Centro de Justicia Penal. Además cuenta con una prohibición de acercamiento a las víctimas y prohibición de salir del país sin autorización.

Fuente: elciudadanoweb.com

Te puede interesar