Municipales decidieron continuar con el paro hasta cobrar

Municipales 10 de febrero de 2020 Por casildaya.com
La Asamblea de trabajadores municipales celebrada en las puertas del Palacio Municipal decidió por amplia mayoría rechazar la propuesta de Golosetti de abandonar el paro con la promesa de cobrar sus haberes de enero el próximo viernes, y continuaron con la medida de fuerza. También realizaron un corte de ruta simbólico.
Municipales concentrados frente al Palacio Municipal
Municipales se concentran frente al Palacio Municipal

El fin de semana fue de idas y vueltas de comunicados por parte del Ejecutivo Municipal y del Sindicato de Trabajadores Municipales de Casilda. Por un lado, desde el STMC confirmaron que rechazaban que cobraran solo algunas categorías y que continuaban con las medidas de fuerza para este lunes, y desde el Ejecutivo anunciaron que iban a pagar igual a esas categorías y que no iban a dejar ingresar a los trabajadores a marcar tarjeta en la mañana de este lunes. 

Esto motivó la reacción del Sindicato que a través de un comunicado expresó que se iban a manifestar en las puertas del Palacio. A consecuencia, desde el Ejecutivo se lanzó otro comunicado para explicar el por qué de la decisión de cerrar las puertas de la Municipalidad, siendo el motivo principal promover el ahorro, ya que no se gastaría en energía eléctrica al no prenderse las luces ni los aparatos de aire acondicionado.

El lunes comenzó con la concentración de los trabajadores frente al edificio de Casado y Buenos Aires, y siguió con un encuentro entre autoridades y sindicalistas. Finalizada la reunión, Britos salió a hablar con la gente y a contar la propuesta del intendente:

“Nos piden levantar la medida de fuerza y abrir la Municipalidad para poder recaudar y se comprometen a que el viernes nos pagan a todos los trabajadores. Esta promesa la pondríamos en un acta compromiso. Desde el sindicato no nos parece mal la propuesta, aunque le agregaríamos la retención de una o dos horas por turno para seguir mostrando nuestro descontento” dijo el secretario general de los trabajadores a la multitud.

La reacción de la mayoría fue adversa, y enfáticamente rechazaron la propuesta. “Queremos cobrar ya. El intendente no quiere tomar un crédito para no pagar intereses, y los intereses los tenemos que pagar nosotros en nuestros créditos, en nuestras tarjetas” comentaban empleados visiblemente afectados por el conflicto.

La tan mentada ayuda del Gobierno Provincial llegó el viernes, pero en un monto muy inferior al solicitado. Llegaron tan solo 12 millones de pesos, un 60% de uno de los montos solicitados por Golosetti a Perotti. Ese monto no alcanza para cubrir una masa salarial, por lo que, para saldar los haberes de enero, más las horas extras de diciembre y enero, Golosetti debería recurrir al descubierto en el banco, algo a lo que se opone terminantemente para evitar pagar intereses, además de haber criticado duramente a la gestión anterior cuando utilizaba esa herramienta para abonar sueldos. Sería caer en lo que tanto criticó.

Si Golosetti tomara ese descubierto y abonara los sueldos este lunes, los trabajadores levantarían la medida de inmediato y el martes se comenzaría a trabajar, y recaudar, normalmente. Por lo que el viernes, según sus dichos al STMC, tendría los fondos para pagar el descubierto. En estos cuatro días, el descubierto de entre 4 y 5 millones de pesos para llegar a cubrir la masa salarial generaría intereses por 40 mil pesos. Una suma menor teniendo en cuenta que el presupuesto municipal es de 525 millones de pesos, y más teniendo en cuenta que lo que está en juego es la economía familiar de más de 450 trabajadores municipales.

Así las cosas, los trabajadores decidieron continuar con la medida poniendo al Ejecutivo en la necesidad de conseguir los fondos faltantes para cumplir con sus obligaciones, y sin contar con la posibilidad de recaudar a través de la caja propia. 

O llegan más recursos desde la Provincia, o se toma el descubierto, o el paro sigue. 

La jugada de Golosetti de tirar la pelota al campo de los trabajadores duró solo un fin de semana. Este lunes, a primera hora, los trabajadores se la devolvieron y es él quien ahora debe tomar decisiones. Al fin y al cabo, es parte fundamental del trabajo para el que fue electo.

Te puede interesar