Geriátricos: piden que se garanticen las medidas de prevención de COVID-19

Interés General 21 de abril de 2020 Por casildaya.com
El diputado socialista, Joaquín Blanco, solicitó al ejecutivo provincial que se intensifiquen los controles y la asistencia a residencias de adultos mayores. La provincia dispuso una partida especial para asistir 70 residencias, pero en todo el territorio hay alrededor de 400 geriátricos.
Joaquín Blanco - Diputado Provincial
Joaquín Blanco - Diputado Provincial

El diputado socialista Joaquín Blanco solicitó que la Provincia intensifique los mecanismos de control y asistencia para que las residencias de personas mayores, públicas y privadas, puedan cumplir con las medidas de prevención y abordaje de COVID-19. “Con este pedido, pretendemos que todas las instituciones estén preparadas para actuar a tiempo y de forma responsable, y así evitar tragedias en caso de contagios”, expuso el legislador.

En estos centros, todos sus residentes superan los 60 años, y muchos presentan enfermedades cardiovasculares, respiratorias y diabetes, entre otras, lo que los coloca en una situación de mucha vulnerabilidad ante el COVID-19. Además, el personal encargado de cuidarlos está muy expuesto a la posibilidad de contagio. Por eso, se deben extremar las medidas de prevención, para proteger a ambos grupos.

“Tenemos conocimiento que el Gobierno de Santa Fe dispuso una partida especial de 10 millones de pesos, a través de la Dirección Provincial de Adultos Mayores, para geriátricos dependientes del Ministerio de Desarrollo Social pero esas instituciones no son las únicas que albergan a mayores en nuestra provincia. Esto contempla a 70 residencias y en Santa Fe existen alrededor de 400 geriátricos habilitados a través de Desarrollo Social y el Ministerio de Salud, por eso pedimos que la ayuda llegue a todos”, aclaró el presidente del bloque socialista en la Cámara de Diputados.

“Previo a la pandemia, algunos de ellos estaban en condiciones de cumplir con todas las recomendaciones, pero muchos ya venían con déficits de recursos y herramientas para hacer frente a la emergencia. Hemos presentado un pedido de informe para que el Gobierno aclare de qué manera se garantizan las medidas de prevención a todos estos lugares, de qué forma se actuó y asistió antes de esta partida y de qué manera se está trabajando junto a los municipios y comunas”, dijo. “A nivel provincial y nacional se han largado una serie de recomendaciones de prevención y abordaje de COVID-19 y es necesario que se cumplan para evitar cualquier complicación”, explicó Blanco.

“En algunos geriátricos, ante la falta de recursos, la principal medida de prevención es extremar el aislamiento interno, lo que genera una gran angustia a las personas mayores, que pueden derivar en crisis subjetivas que nadie atiende”, agregó.

“Además de los geriátricos habilitados, más preocupante aún es la situación de aquellos que funcionan en la clandestinidad. Es un momento crucial, que requiere mayor cantidad de inspecciones por parte del Estado”, aclaró el diputado. Por otra parte, destacó que es muy importante que los ciudadanos que conocen la existencia de éstos sepan dónde denunciarlos. “Hemos tomado conocimiento a través de familiares de residentes, y de profesionales que realizan tareas en varias instituciones o gobiernos locales, que la situación en algunos de los centros residenciales es más que preocupante, ya que están muy alejadas de poder cumplir las medidas preventivas”, lamentó Blanco.

En Argentina hubo tres conocidos casos de contagios de COVID-19 en el interior de centros residenciales para personas mayores. “En uno de esos casos, en Villa Luro, se pudieron aplicar los protocolos recomendados y se pudo actuar acorde a la situación, salvando vidas”, detalló el diputado. “Pero en los otros casos se comprobaron irregularidades que determinaron posteriores clausuras de las instituciones, como los casos en la localidad de Moreno, provincia de Buenos Aires, con una persona fallecida, o el alarmante caso del geriátrico de Saldán, una pequeña localidad de la provincia de Córdoba, donde hasta el momento se contaban 41 personas infectadas, entre personal de la institución y, mayoritariamente, personas mayores residentes”, añadió.

“Debemos evitar que en nuestra provincia ocurra esto. Pretendemos que se actúe a tiempo, y no con alguna tragedia consumada, teniendo que lamentar muertes evitables. Por eso creemos necesario realizar este pedido, para conocer la situación real de las residencias”, aclaró Blanco.

Te puede interesar