Lanzan una campaña para salvar la fauna ictícola del Paraná

Interés General 13 de mayo de 2020 Por casildaya.com
La APDL, Asociación de Pescadores del Litoral, comenzó una campaña de concientización sobre la problemática de la bajante del río Paraná, y el peligro que corre la fauna ictícola, y realizaron un pedido a las autoridades para que cuiden el río tomando medidas urgentes.
Ariel Campana

Ariel Campana, de la Peña pesquera "El Carayá" brindó detalles sobre la campaña que impulsa la APDL y que tiene como protagonistas a personalidades del deporte, del periodismo, y de distintos ámbitos culturales. El mensaje es claro: "Yo me sumo a defender el río". 

En los vídeos que han realizado se ve a Oscar Ruggeri, Nery Pumpido, Ubaldo Matildo Filliol, Iván Pillud, Víctor Heredia, Ivo Cutzarida, entre otros.

En diálogo con Lalo Monje, en "Subí que te llevo" por Radio QUIERO! 95.3, Campana indicó que "estamos trabajando con la APDL, de Corrientes, y decidimos unir fuerzas para trabajar todos juntos para defender el río, y nos transformamos en la sede santafesina de la Asociación".

"Esta bajante histórica nos perjudica a todos, a muchos desde lo deportivo, y a otros desde lo laboral. En mi caso yo trabajo con artículos de pesca, y esta bajante nos perjudica notoriamente".

Sobre las acciones concretas del grupo de trabajo, Ariel Campana contó que se le solicitó a los gobiernos que decreten una veda pesquera total, al menos mientras dure la bajante", y agregó que en Corrientes, el gobierno provincial decretó la veda, pero en Entre Ríos y Santa Fe todavía no. Acá en Santa Fe hay una veda deportiva, pero no comercial, y los peces están muy vulnerables. El daño que se le puede hacer al río es inmenso".

La APDL lanzó un comunicado para visibilizar la situación y lograr ser escuchados por los gobiernos de Santa Fe y Entre Ríos.

Escuchá la nota completa:

El comunicado:

Como es de público conocimiento, el Río Paraná se encuentra frente a una situación CRÍTICA en todo nuestro LITORAL.

Una bajante histórica afecta su cauce, hecho que no se daba desde hace aproximadamente 50 años.

Hay varias explicaciones para este fenómeno. Algunas por supuesto vinculadas a las cuestiones meteorológicas, la falta de lluvias sobre toda la cuenca alta, sur y centro de Brasil, así también como en la Argentina y Paraguay. Otras referidas al accionar directo del hombre, como ser el llenado de represas por parte de Brasil y el envío a los sistemas hídricos de la cota mínima, han secado literalmente nuestros ríos.

A esto debemos sumarle que por caso y como ejemplo, la Provincia de Corrientes, prácticamente duplicó en ese período de 1970 al último censo del 2010 su población pasando de 580.000 a 1.060.000, y por consiguiente un aumento del uso del río como fuente de agua potable o incluso como medio por el cual se drenan los desechos tratados y sin tratar.

Este crecimiento poblacional y su consecuente accionar sobre el río es compartido en todo el Litoral.

En concreto, nuestro río, está muriendo lentamente, y los pronósticos de mejora hablan de recuperar apenas un poco de caudal recién para el mes de octubre. Recuperar algo, no volver a su estado normal.

Si bien en los últimos días y frente a la cuarentena obligatoria por la pandemia del Covid 19, se han registrado y circulado infinidad de videos, en los cuales se nos quiere hacer creer que la vida resurge, que los peces siguen ahí, creciendo sin la presencia del hombre, abriéndose paso la madre naturaleza frente a la adversidad, esto no es tan así.

La bajante pone de manifiesto que los peces deben moverse, migrar, ubicarse en otros lugares a los cuales están acostumbrados a estar.

Al bajar las aguas, se hacen más visibles algunos sectores del río como piedras y estructuras que en condiciones de aguas normales se encuentran completamente sumergidos.

¿Entonces, hay más peces?, ¿hay más vida? La respuesta lógica y clara es NO.

Nadie en su sano juicio podría sostener que el río se puede recuperar en tan solo 15 días, la biología no funciona de esa manera.

Si vemos, claramente, como la circunstancia de la nula navegación del cauce, ha limpiado muchas costas que por lo general tienen sus aguas revueltas y por lo tanto se pueden ver más fácilmente cardúmenes de forrajeros y peces depredadores alimentándose de ellos.

También han circulado videos de grandes matanzas y peces cazados literalmente a lanzas, machetazos, palazos y hasta con armas de fuego.

Entre todos esos videos e imágenes que circulan, debemos advertir que, hay algunos que datan de hace más de 3 años.

Esto no quiere decir que todos son falsos o mejor dicho atemporales, ya que las matanzas existieron, existen y van a existir en la medida que no haya un verdadero Estado presente, cumpliendo con su rol indelegable de controlar.

Celebramos que muchos de los que componen la gran familia de la pesca deportiva en la Argentina, hoy nos estén acompañando viralizando dichas imágenes y apoyando un reclamo que desde esta Asociación venimos empujando hace meses frente autoridades Provinciales, con denuncias concretas, reales y con el seguimiento correspondiente sobre las mismas. Dando la cara, poniendo nombre y apellido a quienes comenten esas aberraciones, pero también el nuestro propio, con todo el riesgo que eso conlleva.

Dicho esto, hoy, martes 7 de abril del año 2020, el Río Paraná en la ciudad de Corrientes Capital, tiene una altura de 0 (cero) en el Puerto de la ciudad, siendo su altura normal cercana a los 2,30 metros y de menos 1,29 metros, el mínimo de la escala que mide, sobre el cauce.

¿Qué va a suceder si se levanta la cuarentena de circulación sobre el Río?.

Desde la APDL, planteamos que es necesaria una presencia fuerte por parte del Estado y una anticipación a los hechos.

Los Estados Provinciales de Misiones, Chaco, Corrientes, Entre Ríos y Santa Fe deben tomar medidas urgentes, como las que proponemos a continuación:

· LIMITAR la circulación irrestricta de embarcaciones por el Río, evitando que se pase por encima de cardumes enormes en situación de vulnerabilidad.
· VEDA COMPLETA de extracción de las especies en situaciones de riesgo para preservar a los grandes reproductores de Dorado, Surubí, Manguruyú y Pacú principalmente, ya sea para los PESCADORES DEPORTIVOS como para aquellos que se encuentren encuadrados en las diferentes modalidades de PESCA COMERCIAL. Es decir, PARA TODOS. Principalmente un freno a la pesca comercial, algo que venimos planteando y que hoy se hace necesario para que el río no sea la variable de ajuste de la situación social.
· EJECUCIÓN DE UN PLAN DE FISCALIZACIÓN coordinado para seguir controlando los puntos más sensibles de nuestros ríos y limitar el accionar de los pescadores furtivos.
· AMPLIAR los subsidios y la asistencia a los pescadores comerciales registrados de manera oportuna.

Estas y otras propuestas e ideas serán llevadas a la Mesa de Trabajo Provincial de Corrientes y quedan a disposición de quienes puedan hacerlas llegar a las autoridades de las otras Provincias.

Necesitamos que nos acompañen, que nos ayuden, que toda la indignación que nos ha causado en estos meses y días el ver como matan nuestros Ríos, se convierta en fuerza transformadora y constructiva, en compromiso REAL.

La situación es GRAVE. El Río Paraná nos necesita más que nunca. A todos.

APDL.

Te puede interesar