Scopetta: "El mensaje del delegado de UPCN es el mensaje del Gobierno, no de los trabajadores"

Interés General 21 de mayo de 2020 Por casildaya.com
En un acto realizado en el Hospital Centenario, un delegado de UPCN, ante la figura del gobernador Perotti, trató de "traidores" a todos los trabajadores que efectúan paros gremios y trabajadores que solicitan una mejora en sus haberes y "no apoyan" las políticas del Gobierno de Santa Fe. La respuesta de los trabajadores no se hizo esperar.
Emiliano Scopetta - Plenario Intersindical Estatal Casilda
Emiliano Scopetta - Delegado de ATE Casilda

A través de una reflexión pública, el referente de ATE en Casilda, Emiliano Scopetta, analizó lo sucedido en Rosario y tuvo duros conceptos contra el líder de UPCN.

En diálogo con Lalo Monje, en Radio QUIERO! 95.3, Scopetta aclaró que "el video con el mensaje se hizo viral en pocas horas, con lo que refleja que los dichos son avalados por el Gobierno de Perotti, que justamente estaba presente y ni se inmutó al oír semejantes barbaridades de un sindicalista".

"Sabemos que desde hace tiempo en el Hospital Centenario, como en algunos otros lugares, se mueve una patota que presiona y amenaza a los trabajadores, que tienen miedo y por eso no se manifiestan en contra públicamente".

"Es una realidad que el 80% de los trabajadores están bajo el límite de la pobreza, según los índices que publica el INDEC, que pone como necesario para salir de la pobreza a quienes tengan un ingreso mayor a los $45.000. El 80% de los trabajadores está por debajo de ese número, y muchos de ellos, muy por debajo" continuó el referente de ATE.

"Por eso pedimos la apertura inmediata de paritarias para discutir todos estos temas y mejorar la calidad de vida de los trabajadores, que incluso son los que están al frente, en la primera línea de trabajo ante esta pandemia".

Escuchá la nota completa:



El texto de Scopetta dice textualmente:

Traidores, pandemia y salarios de pobreza

Mientras dirigentes gremiales acusan de traidores a quienes reclaman aumento salarial, miles de estatales nos hundimos debajo de la linea de pobreza. Urge la reapertura de la paritaria en Santa Fe.

Nos pasamos el fin de semana hablando de un video que se volvió viral entre los trabajadores públicos de Santa Fe. En el mismo, un grupo de trabajadores del Hospital Centenario recibía en un “improvisado” acto al Gobernador Omar Perotti. Pronto llegó la arenga de un delegado de UPCN pidiendo aplausos para el máximo mandatario provincial afirmando que aquel que hace un paro para reclamar salarios en medio de una pandemia  es un “traidor”. Sonó a amenaza ante la mirada en silencio de  Perotti
Que estamos frente a una emergencia sanitaria y un momento inédito en el mundo nadie lo  niega.  Desde el comienzo, los trabajadores y trabajadoras del estado fuimos responsables, solidarios y nos pusimos al frente de la lucha contra el virus Covid – I9,  con muchas dificultades en cuanto a las directivas desde el estado pcial, con protocolos que no aparecieron a tiempo y con equipos de protección personal que fueron llegando a cuenta gotas y en muchos casos gracias a la solidaridad de la comunidad. 
Todo cambió de un día para el otro, nos llenamos de angustia y ansiedad, y  nuestra organización económica y familiar se fue modificando, principalmente a aquellos que estuvieron y están en la primera línea de contención en los efectores de salud, en comedores escolares, caf, y otras dependencias, resolviendo alimentos y ayuda social para aquellos sectores de la población golpeados por una crisis económica que se ha profundizado.
A cambio, recibimos una política salarial de regateó constante a la que el contexto de pandemia le vino como anillo al dedo. A principio de año, el 4,I% de cláusula gatillo que nos debían de noviembre pasó a cuenta de la paritaria 2020. Luego efectuaron el pagó del 3,8% que cobramos en febrero y se dio por terminada la cláusula gatillo. Más tarde suspendieron la paritaria y lanzaron un miserable bono de $3000 solo para salud que discriminó a los trabajadores administrativos y a todos aquellos de otros ministerios que se encontraban cumpliendo tareas esenciales. 
Hoy en día que se reabra la paritaria es primordial y es lo que divide aguas en el sindicalismo estatal de Santa Fe. ¿Porque hay sectores sindicales  que se oponen a la reapertura de la paritaria con tanta virulencia? ¿Qué intereses defienden? La paritaria es un ámbito de consenso, democrático, donde los trabajadores y trabajadoras podríamos aportar nuestras experiencias en estos primeros dos meses de trabajo en emergencia sanitaria. También se podrían consensuar protocolos de seguridad para la vuelta al trabajo de los sectores que lentamente van retomando sus tareas y por supuesto, se tienen que discutir los salarios que es, en definitiva,  discutir cómo se distribuye la riqueza en Santa Fe. 
En nuestra provincia se suspendió la paritaria pero lo que no se suspendió fueron las ganancias de los sectores concentrados de la economía, las agroexportadoras siguieron facturando millones, igual que los bancos y los grandes terratenientes con record de cosecha de soja en el sur y algodón en el norte. Ninguno de estos sectores tributa en la provincia en forma significativa, lo que sería de mucha utilidad porque estamos en emergencia y el estado tiene que estar fortalecido, con trabajadores bien remunerados y condiciones de trabajo dignas que les permitan cumplir su rol frente a la pandemia.  Sabemos que bajó la recaudación provincial producto del “párate” económico, por este motivo, hay que tocar a los que nunca pararon de facturar, los que inundaron las rutas de camiones de soja durante el aislamiento. ¿No será por eso que estos seudo sindicalistas no quieren reabrir la paritaria? ¿No será por esto que hacen tan explícito su mensaje?
Discutir estas cuestiones es central porque hoy el 75% de las trabajadoras y trabajadores de Santa Fe estamos por debajo de la línea de pobreza, según el INDEC en $42.000. Otra parte grande de compañeros y compañeras  fue “desafectada”  cuando se dieron de baja contratos aprovechando el asueto administrativo de enero y aquellos que sobrevivieron, en muchos casos, no alcanzan la línea de indigencia que llega a $I7.500. 
Unos pocos están firmes y convencidos de que no se puede “traicionar”, de que no hay que pedir, ni reclamar y lo gritan a los 4 vientos. Otros otorgan porque callan. Y somos  miles las "traidoras y traidores”  que empezamos a reclamar que se reabra la paritaria, porque las imágenes emitidas desde el Hospital Centenario, más que miedo nos dan bronca y nos fortalecen para exigir que esta vez la crisis no se lleve  puesto nuestro salario y nuestros derechos. Que esta vez no la peguemos las trabajadoras y los trabajadores.

*Secretario Gremial de la CTA A Santa Fe
*Pro Secretario Administrativo de ATE Rosario

Te puede interesar