Virgi Garnero: "Cada día en la salita es mágico, es único"

Interés General 28 de mayo de 2020 Por casildaya.com
En el Día de los Jardines de Infantes y de la Maestra Jardinera, Virginia Garnero contó su experiencia en la docencia de nivel inicial y el inicio de esta carrera que abraza como una forma de vida.
virginia garnero
Virginia Garnero - Día de la Maestra Jardinera

Virginia Garnero es una joven de Zavalla, docente de nivel inicial, que dicta clases en el Jardín del Complejo Educativo "Michelángelo Buonarrotti", y en la localidad de Pérez, además de animar cumpleaños infantiles con su emprendimiento "La Bicicleta Anacleta", y ahora tiene un canal de You Tube donde lee cuentos para los más pequeños. Es decir, toda su vida dedicada al cuidado, enseñanza, contención hacia los niños.

"Estoy rodeada de docentes en mi familia, así que no es una sorpresa que esté en esto. Desde chica me gustaron y disfruté muchísimo de los niños, además de tener una gran afinidad con ellos. Aunque cuando terminé el secundario me incliné hacia otro lado, creo que todo se acomoda y pasa por algo y llega en el momento en que tiene que llegar".

Sobre la metodología de enseñanza en medio de una pandemia, Virginia contó que "es muy difícil, es un constante aprendizaje. Fuimos pasando por muchos estados y hoy seguimos probando. No es nada sencillo". Y agregó que utilizamos mucho las distintas plataformas digitales, les enviamos cuentos, canciones, tratamos de estar en contacto".

Uno de los emprendimientos de Virginia es un canal de YouTube que se inició de una manera casi accidental: "Fui convocada por el Teatro Dante para leer un cuento, y tuvimos una respuesta de la gente que nos asombró, y nos pedían más. Así que abrí ese canal para poder estar en contacto y en pocas horas creció muchísimo. Así que cada vez que puedo le voy agregando contenido". 

"El canal lo pueden encontrar como "Seño Virgi" que es como todos me llaman" cuenta con un dejo de vergüenza y de incredulidad por el gran momento y la excelente respuesta que tuvo la propuesta.

Sobre el final, recordó algunas de las anécdotas que cosechó en sus primeros años en la docencia. "Tendríamos que tener un anecdotario para no perdernos nada de lo que dicen y hacen. Son de imitar a los adultos, de imitar situaciones que vivieron en la casa. O hasta dejarlos ir al baño y al notar que tardan más de lo normal, ir a buscarlos y encontrar el baño inundado y ellos jugando con agua"

"Ojalá podamos volver prontito" cerró con nostalgia.

Escuchá la nota completa:



Te puede interesar