Tránsito: La disco que marcó una época

Interés General 10 de julio de 2020 Por casildaya.com
Guillermo Francella, uno de los titulares de la disco que brilló en los '90, repasó anécdotas de uno de los centros de diversión más exitosos de la ciudad. "En esos años llegaban a Casilda más de 5000 chicos de toda la región por sábado"
Cabina Tránsito
Cabina del DJ Fabián Tayana en Tránsito

En la sección #MartesDeDeLorean en "Subí que te llevo" que conduce Lalo Monje de lunes a viernes, de 9 a 12 horas por Radio QUIERO! 95.3, recordaban a Tránsito Disco, el boliche que estaba ubicado en el viejo Teatro Casado, en la intersección de Ovidio Lagos y Buenos Aires, donde los oyentes acercaban anécdotas y recuerdos de situaciones y momentos felices vividos en ese local nocturno.

Y desde el programa convocaron a Guillermo Francella, uno de los propietarios del boliche, que contó anécdotas imperdibles y repasó los comienzos de la disco que quedó grabada en el inconsciente colectivo del casildense que la conoció y la frecuentó.

"Con Dani teníamos "Frecuencia" en la Galería Casilda y el Toto Dora tenía "Melody" sobre Lisandro de la Torre. Un día lo crucé al Toto y le dije por qué no nos dejamos de competir y armamos algo juntos? Ese algo fue Pop City, y después se armó lo de Tránsito" contó Francella.

"Estábamos todos locos, y se nos ocurrió que sea una calle, con una escenografía de comercios, edificios, a los costados y en el medio de la calle pusimos la cabina del DJ en un camión, en la carrocería de un camión, que lo compramos del Vasco Roldán, allá en Ruta 33".

Guille hizo un repaso por los grupos y músicos que pasaron por el boliche: "Los Cadillacs vinieron cuatro veces. A ellos les gustaba comer asados y jugar al fútbol y jugábamos en la canchita de Torres, por calle Las Heras. También vinieron Diego Torres, Los Pericos, Los Ratones Paranoicos, Fabián Gallardo, Pájaro Gómez, y los Auténticos Decadentes, que lo trajeron con Alberto Castillo".

Y contó una gran anécdota: "Patón Bonavera estaba en la caja, y esa noche me llama y me dice que estaba mi abuela, con ochenta y pico de años, a las dos de la madrugada, en la puerta, con plata en la mano. Mi abuela estaba tratando de sacar la entrada para verlo a Alberto Castillo!!!! La fui a buscar, entró, vivió el show, conoció a Alberto Castillo, se sacó una foto y se llevó una foto firmada por el cantante".

Finalmente, reflexionó sobre la noche casildense: "No es fácil trabajar en la noche. Igualmente es un pena que se haya perdido todo eso porque había un movimiento impresionante de gente, venían entre tres mil y cinco mil personas de afuera, más los chicos que salían acá en Casilda. Una pena que todo eso no exista más".

Escuchá la nota completa:



Te puede interesar