Sorribas: "Es un silencio que duele"

Interés General 27 de julio de 2020 Por casildaya.com
Así definió la situación de Berabevú su presidente comunal, Tomás Sorribas, luego del femicidio del que fuera víctima Julieta Del Pino durante la noche del viernes, y por el que está detenido un joven de la localidad, compañero de trabajo del hermano de la víctima.
Tomás Sorribas - Presidente Comunal de Berabevú
Tomás Sorribas - Presidente Comunal de Berabevú

Todo comenzó en la noche del viernes cuando Julieta Del Pino, de 19 años, salió de su trabajo para dirigirse hacia su domicilio, previo aviso a su mamá para que le calentara la comida. Nunca llegó. Y todo el pueblo comenzó a buscarla, y a dar aviso a otras localidades para que la gente colaborara en dar con el paradero de la joven.

"Se vivieron momentos de mucha tensión durante la búsqueda" cuenta Tomás Sorribas, el presidente comunal de Berabevú, quien participó de la búsqueda que terminó con la aparición del cuerpo de Julieta muerta, enterrada en el patio de la vivienda de un joven de 28 años, que ya está detenido, y que trabajó durante la mañana del sábado con el hermano de la víctima.

"Estamos en shock. En lo personal y también en la comunidad. Con una herida abierta que no sabemos cuándo cerrará. Tenemos que estar unidos para que se haga justicia con lo que le pasó a Julieta" manifestó.

"Somos una comunidad muy chica. Nos conocemos todos. Nos cruzamos, no una, sino varias veces por día con todos", sigue consternado su relato la máxima autoridad

Y agrega: "Ella trabaja en un kiosco heladería que volvía a su casa en bicicleta. Las cámaras de la comuna van siguiendo el recorrido hasta que se pierde a tres cuadras de su casa".

Sobre Julieta, Tomás cuenta que era "una joven nacida y criada en Berabevú, con sueños, con todas sus ilusiones con ganas de progresar. una familia de años de nuestro pueblo, sus hermanos, sus papás. Esto que pasó nos quiebra como sociedad" sentencia.

Sobre lo sucedido durante el fin de semana, Sorribas cuenta que "se hizo presente la secretaria de la Fiscal de Melincué, la policía, la Brigada Canina, Bomberos, e incluso yo mismo me sumé hasta que llegamos a la casa de esta persona y nos enteramos del peor final".

Marcha pidiendo Justicia
En la tarde de este domingo, la gente del pueblo, como también en otras localidades del sur provincial, se hizo presente en la Plaza San Martín, para pedir justicia por Julieta. Sorribas también se hizo presente: "Estuvimos acompañando a la comunidad, y especialmente a la familia en esta marcha, pidiendo que se haga justicia. Estuvieron presentes la mamá, el papá, y los hermanos. Ahí estuvimos abrazándolos y acompañándolos en este pedido de justicia".

"Establecimos dos días de duele. El silencio que hay en las calles, duele. Esto lo veíamos en las noticias que pasaba en las grandes ciudades, y ahora nos tocó a nosotros y nos pegó muy fuerte" finalizó.

Escuchá la nota completa:



Te puede interesar