El Milagro de Armstrong

Interés General 06 de agosto de 2020 Por casildaya.com
Una pequeña gruta, con una virgencita, quedó intacta en medio de un incendio de campo a solo 5 kilómetros de Armstrong. "Fue asombroso. Todo quemado menos la virgencita" contó Germán Cecchi, bombero de la localidad, en Radio QUIERO!
El milagro de Armstrong
El milagro de Armstrong

A 5 kilómetros de Armstrong, a la vera de la ruta cerca del cruce de la 9 y la 178, se desató un incendio de campo, muy común en estas épocas en toda la pampa santafesina. Allí fueron los bomberos de Armstrong a apagar el fuego como lo hicieron tantas veces en el pasado, y como seguramente lo volverán a hacer en el futuro.

Pero una vez cumplida la tarea, y al recorrer la zona para evitar que el fuego reinicie, Germán Cecchi, bombero, se encontró con un cuadro asombroso. El campo estaba todo quemado, excepto una porción del terreno donde se erige un pequeño altar, blanco, que recuerda a una niña de 12 años que murió en ese lugar en el año 1997, a causa de un siniestro vial.

“No soy creyente yo, pero miren esto: todo el campo quemado y miren alrededor de la Virgencita, nada”, se le escucha decir a Germán en el video que grabó con su celular. 



“Es inexplicable. El altar, que es una capilla pequeña con una cruz, pintada de blanco, quedó a salvo. Todo el pasto seco que está ahí a su alrededor, quedó sin quemar”, manifestó Germán en diálogo con Lalo Monje en Subí que te llevo por Radio QUIERO! 95.3, “el fuego estuvo muy cerca, pero el altar pese a ser blanco ni siquiera resultó ahumado ni afectado por las cenizas; totalmente intacto”.

Cecchi reflexionó que “más allá de si uno es religioso, cree o no, esto no tiene explicación para nosotros. Pero seguramente es una señal. Ojalá traiga algo para que mejore la situación de la zona, de la provincia, del país. Ojalá sea algo positivo". 

El altar del milagro pertenece a la memoria de Natalia Romero: una joven que a los 13 años perdió su vida en un accidente de tránsito, ocurrido en esa zona el 27 de septiembre de 1997. Tras el hecho fatal, sus padres pidieron a los dueños del campo montar esta pequeña capilla para recordar a su hija. 

"El accidente fue cerca de ese lugar, y ahí la familia levantó el altar. Pero con la construcción de la rotonda, el papá lo volvió a construir pero en el lugar donde se encuentra hoy" agregó Cecchi.

Escuchá la nota completa:



Te puede interesar