Proteccionistas enviaron una carta al Intendente

Interés General 18 de agosto de 2020 Por casildaya.com
Debido al pase a Fase 1 de la ciudad, desde el Municipio abandonaron todas las actividades relacionadas con la Sanidad Animal. Los proteccionistas casildenses entregaron una carta al Intendente solicitando el urgente reinicio de las campañas de castración. Aún no recibieron respuesta alguna.
Lucrecia Martini
Lucrecia Martini - Proteccionista

Lucrecia Martini, de la Protectora de Animales Casilda, contó la sucesión de hechos en el programa "Subí que te llevo" de Radio QUIERO! 95.3: "Entregamos al secretario de Prensa de la Municipalidad la carta dirigida al Intendente y aún no recibimos ningún tipo de respuesta".

"En el inicio de este nuevo gobierno se estaba incumpliendo con la ordenanza que se sancionó el año pasado, que contempla a las castraciones como un servicio público, ante nuestra insistencia se retomó el trabajo pero se hizo por muy poquito tiempo. Solo desde fines de mayo y hasta el mes de julio. Destacamos el trabajo de Matías Almeyda, que hizo junto a otros veterinarios a los que el Municipio les pagaba para llevar adelante las castraciones, y que se hacían recorriendo los barrios. Pero no duró" manifestó Martini.

Y agregó que "Cuando se volvió a Fase 1 se cortó este servicio. Nos empezó a preocupar y nos empezamos a unir, más alla de las identidades de los distintos grupos, porque es una lucha de todos y un beneficio para toda la comunidad. Juntos decidimos enviarle esta carta al Intendente en la que solicitamos que se restablezca el servicio a la mayor brevedad posible".

Consultada sobre la reacción que produjo la misiva en las autoridades, la proteccionista contó que "La carta se la dimos al secretario de Prensa el jueves pasado, y todavía no tenemos respuesta. Entendemos que el Intendente ya la ha leído, pero no se tomó ninguna acción concreta al respecto".

Sobre los perjuicios que provoca la falta de políticas en sanidad animal, Lucrecia indicó que "el trabajo que se hace es vital para mejorar el ambiente en el que todos vivimos, se venía trabajando bien, pero no llegamos al ideal, y esto de suspender la actividad hace que retrocedamos".

La carta abierta expresa textualmente:

Casilda, Santa Fe, 13 de agosto de 2020.

Sr. Intendente del Municipio de Casilda
Dr. Andrés Golosetti
De nuestra mayor consideración:

Nos dirigimos a Ud. en carácter de vecinos de este Municipio y voluntarios integrantes de distintas agrupaciones proteccionistas de la ciudad, a los efectos de manifestarle la gran preocupación que nos ha causado su decisión de suspender el servicio público de castraciones que el Municipio venía realizando, con el fin de equilibrar la sobrepoblación canina y felina con la cantidad de hogares disponibles.

El Decreto Presidencial 297/20 en su art. 6º inc. 6) incluye entre los servicios esenciales la atención veterinaria. Es decir, el Gobierno Nacional considera a la sanidad animal como un servicio esencial. Si deben continuar prestando el servicio los particulares, con mucha más razón debe hacerlo el Estado.

Resulta inadmisible y peligroso suspender el programa de castraciones en una comunidad desbordada como la nuestra. A mayor cantidad de animales más riesgo de epidemias e incremento de enfermedades zoonóticas.
El COVID 19 no es el único riesgo al que nos encontramos sometidos. Entre todas las enfermedades zoonóticas existentes, la rabia es aún más mortal que el COVID 19 ya que quien la contrae no tiene posibilidad de curarse. La mortalidad es del 100%.

Seguramente estará Ud. al tanto de que están ocurriendo en varias provincias, casos de rabia. No solo están en los diarios, que podrían eventualmente estar mal informando, sino que se encuentran ya subidos al ENO, Sistema Nacional de Enfermedades de Notificación Obligatoria que Ud., como autoridad responsable de cuidar de la salud de la población en esta localidad, podrá consultar si lo estima necesario.

Justamente por su gravedad y letalidad, el Ministerio de Salud de Nación actualizó en el año 2018 la Guía para la Prevención Vigilancia y Control de Rabia en Argentina. Allí se informa que hay 6 tipos de virus rábico y que los seres humanos pueden ser infectados por cualquiera de las 6 variantes. La manera de evitarla, según la Guía, es mediante la vacunación obligatoria del 80% de la población de perros y gatos en campañas intensivas de corta duración realizadas por el Estado de forma gratuita.

Resulta obvio que a mayor cantidad de nacimientos de perros y gatos por falta de castraciones, ese 80% que evitaría el riesgo de que ocurran casos de rabia, está muy lejos de lograrse.

Vale recordar que una perra puede dar nacimiento a un promedio entre 6 y 10 cachorros, llegando algunas razas a la astronómica cantidad de 18 cachorros por parición, que en hembras no castradas se produce dos veces al año. En cuanto a los gatos, si bien son menos visibles por sus hábitos nocturnos, su reproducción en aun más acentuada ya que ocurre cada tres meses.

También debe tenerse en cuenta que según estadísticas el 80 % de los perros en las calles son machos sin castrar. Puede inferirse que escapan atrás de hembras en celo, por eso es impostergable la castración de las mismas que, por lo demás, seguramente ya están preñadas.

Reforzando las razones que avalan este pedido, consideramos oportuno recordar en este difícil momento, lo que la OMS, Organización Mundial de la Salud, dice respecto del cuidado de la salud animal y su estrecha vinculación con la salud humana: ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN ESENCIALMENTE DE PERSONA A PERSONA CIRCULAN EN ANIMALES O TIENEN UN RESERVORIO ANIMAL IDENTIFICADO Y PUEDEN CAUSAR GRAVES CRISIS SANITARIAS. EL 75% DE LOS AGENTES PATÓGENOS DE LAS ENFERMEDADES INFECCIOSAS EMERGENTES DEL SER HUMANO SON DE ORIGEN ANIMAL. SE DEBEN GARANTIZAR SERVICIOS DE SANIDAD ANIMAL COMPETENTES PARA UN MUNDO MAS SEGURO.

Solicitamos, con todo respeto, que reconsidere su decisión e implemente de forma inmediata con una coordinación para llevar adelante dichas actividades de acuerdo a un protocolo adecuado a las actuales circunstancias.

De esta forma, actuando como Estado Responsable, el Municipio estaría acompañando a la comunidad durante esta crisis, al tiempo que, en el peor de los escenarios, podrá demostrar que el abandono de un servicio esencial no sería la causa que termine sumando una epidemia a una pandemia.

Se solicita también la vacunación antirrábica del porcentaje de animales indicado por el Ministerio de Salud de la Nación, única salvaguarda que puede proteger a la población y evitar el riesgo de una epidemia, según lo recomendado por la mencionada Guía para el Control de Rabia.

Completamos la información ofrecida, mencionando que en muchos Municipios el servicio no fue suspendido en ningún momento sino que se lo adecuó a los requisitos de la situación que vivimos, mientras que otros Municipios están retomando la actividad, conscientes de que se trata de uno de los servicios esenciales relacionados con la salud pública.

Por último, es importante visibilizar que desde el inicio de la cuarentena en marzo pasado y hasta la fecha, dejó de funcionar el servicio de atención primaria en el consultorio veterinario ubicado en Nueva Roma C. Espacio de contención y de acceso al servicio veterinario para muchos ciudadanos, donde se debería haber trabajado con las medidas de bioseguridad requeridas. Servicio considerado esencial por el gobierno nacional, en Casilda cerró sus puertas. Salud y protección animal son parte de la salud pública que debe ser resguarda por el Estado.

En el deseo de que los argumentos acá vertidos sean tomados en cuenta para el urgente restablecimiento del servicio, aprovechamos la oportunidad para ofrecer nuestro apoyo y colaboración desinteresada en pos de la mejora de la calidad de vida de nuestra comunidad y de sus animales.

Saludamos a usted muy atte.

Firman: Ciudadanos, voluntarios independientes, integrantes de las agrupaciones: Amor Animal, Patas a la Obra, Asoc. Civil Protectora de Animales Casilda.

Escuchá la nota completa:





Te puede interesar