Respuesta de FESTRAM a Intendentes y Presidentes Comunales ratificando el paro

Municipales 21 de septiembre de 2020 Por casildaya.com
A través de un comunicado, FESTRAM respondió a la nota que emitieron algunos Intendentes y Presidentes Comunales de la Provincia donde hablaban de descontar los días de paro de los trabajadores municipales que están reclamando una recomposición salarial.
FESTRAM
FESTRAM

El texto del comunicado dice lo siguiente:

Resulta de dudosa responsabilidad “totalizar” al conjunto de autoridades municipales y comunales la autoría de un comunicado, tras haber recibido esta Federación la comunicación de Intendentes y Presidentes de Comunas que manifiestan no ser parte del mismo. La ausencia de firmas de autoridades demuestra la rastrera intencionalidad de amedrentar a los trabajadores y a las organizaciones gremiales que los representan, para perjudicar el ejercicio constitucional del derecho de huelga.

No fue así el comunicado firmado por Intendentes y Presidentes de Comunas en el que expresaron su agradecimiento al Gobierno Provincial por haber recibido transferencias económicas superiores al 150% que las efectuadas en 2019. Naturalmente que de esas partidas que tanto alabaron, no destinaron un centavo al salario de los trabajadores esenciales.

En momentos de máxima circulación de Covid-19, los representantes de Municipios y Comunas parecen comprender recién ahora que el insumo más importante para el combate de la pandemia son los trabajadores, que en todas las funciones que se los requiere están presentes para hacer cumplir los protocolos de Aislamiento y Distanciamiento social, la atención de la salud y los servicios públicos esenciales, desempeñando orgullosamente su papel fundamental en la lucha contra la pandemia en cada pueblo y ciudad de la Provincia de Santa Fe.

Mientras tanto, los Comités Mixtos de Salud y Seguridad Laboral no están funcionando, las ART no han cumplido con su responsabilidad de prevención y además han dejado de cubrir el Covid-19 como enfermedad profesional. El resultado es el crecimiento exponencial de la enfermedad en los ámbitos laborales ya desbordados, con varios municipios prácticamente paralizados por el número de contagios entre sus trabajadores.

Las Autoridades Municipales y Comunales, con la excusa de la Emergencia Económica, se negaron a actualizar los salarios en el mes de marzo y desde esa fecha con la Pandemia -nuevamente como excusa- los trabajadores esenciales vieron sus salarios congelados desde Diciembre de 2019.

En tanto, mientras el Gobierno Nacional dispuso ya dos aumentos en los valores de las Asignaciones Familiares, en nuestra Provincia se paga menos del 9% de los valores fijados para el sector público y privado a nivel nacional. 

El ingreso medio de la familia municipal está por debajo del Costo de la Canasta Básica Total. Considerado el salario promedio y las Asignaciones Familiares de una familia tipo, la mitad de los trabajadores y trabajadoras de Municipios y Comunas se encuentran debajo de la línea de la pobreza. Los problemas generados por la crisis económica no se resuelven mandando a la pobreza a los trabajadores y por esta razón Intendentes y Presidentes Comunales deben hacerse responsables -social y políticamente- del daño ocasionado en medio de una catástrofe sanitaria.

Señores Intendentes y Presidentes de Comunas: No se trata así a los trabajadores. Mucho menos mintiendo y confundiendo sobre ofertas salariales, que no van al sueldo básico, sino por una parte como sumas remunerativas no bonificables y por otra como sumas totalmente en “negro”, dejando sin el aumento proporcional a jubilados y pensionados y a trabajadores contratados y eventuales.

FESTRAM ha apelado por ilegal y manifiesta parcialidad el dictado de la conciliación obligatoria, que como ya saben nunca se le ha impuesto a nuestras patronales en los conflictos más complicados. Las amenazas públicas del Ministro de Trabajo, con el descuento de los días de paro, ponen de manifiesto la absoluta parcialidad de este funcionario contra los trabajadores y a favor de la patronal.

Somos uno de los sectores sociales más afectado por la pandemia, la salud física y mental de los trabajadores está en riesgo. Las condiciones de vida de nuestras familias se deterioran tan exponencialmente como el crecimiento de los casos de Covid-19. A 8 meses de congelamiento salarial, exigimos una recomposición real y efectiva de nuestros salarios, condiciones de trabajo sanas y Asignaciones Familiares dignas.

Respetando las guardias mínimas y asegurando el cumplimiento de los protocolos, cumplimos con nuestro derecho constitucional de huelga en defensa de nuestra dignidad. Por todo lo expresado, ratificamos el paro de 72 horas el martes 22, miércoles 23 y jueves 24 de la corriente semana.

LA ÚNICA LUCHA QUE SE PIERDE ES LA QUE SE ABANDONA. UNIDAD Y SOLIDARIDAD DE LOS TRABAJADORES

Te puede interesar