Chau Miguel, hasta siempre

Interés General 30 de marzo de 2021 Por casildaya.com
En la mañana de este martes conocimos la noticia del fallecimiento de Miguel Ángel De Fazio, un prócer del periodismo deportivo local. No hay quien no haya compartido algún momento en su carrera que no lo recuerde con sumo cariño.
Miguel De Fazio
Miguel De Fazio

Triste noticia. Muy triste. Miguel tenía una computadora en la cabeza. Recordaba resultados, incidencias, equipos completos. Era muy generoso, pero por sobre todas las cosas era un gran tipo.

Recuerdo que cuando comencé a trabajar en Radio Casilda, él estaba al aire en la mañana acompañando a Francisco Campabadal, y la primer frase que me dijo, después de las presentaciones de rigor, fue: "Lo que necesites, contá conmigo". Años más tarde dejó la mañana y al despedirse de la emisora, a través de un llamado telefónico que el azar quiso que atendiera yo, me volvió a repetir la misma frase: "Lo que necesites, contá conmigo". Y aunque parezca una frase hecha, el destino hizo que en varias ocasiones lo consultara, y siempre estuvo.

Dueño de un archivo deportivo interminable, con recortes, con audios, videos. Goles, notas, entrevistas, relatos, análisis de partidos, fotos, imágenes, y un montón de elementos más con los que amagó hacer varias muestras a lo largo de los años.

Compartimos muchos asados, cenas, partidos, y sobre todo nuestra pasión por Independiente. En muchas ocasiones, durante los tiempos muertos de los programas, recordaba glorias del Rojo que yo no conocía.

El año pasado, en nuestra sección "Qué será de la vida de?" lo llamamos desde la radio y dejó evidenciado al aire la alegría de ser reconocido, de ser recordado. ¿Y cómo no recordarlo? Un hombre sencillo, humilde, leal, sincero y de palabra. Cualidades que, lamentablemente, están escaseando en la actualidad. ¿Cómo no valorarlo? 

Un tipo que ya había entrado en la historia del periodismo casildense mucho antes de este fatídico 30 de marzo de 2021. Se ganó un lugar de privilegio en la historia de Casilda. Como también en el recuerdo de todos los que alguna vez trabajamos con él.

Lalo Monje.

Te puede interesar