Comerciantes manifestaron su rechazo a las nuevas restricciones

Interés General 22 de mayo de 2021 Por casildaya.com
Comerciantes que fueron "invitados" a cerrar sus puertas por parte del Municipio se autoconvocaron este sábado y decidieron marchar hacia el Palacio Municipal. La Policía se los impidió y los manifestantes se dirigieron a la casa del Intendente y del Senador. No encontraron a nadie.
Comerciantes manifestaron su rechazo a las nuevas restricciones

La temperatura comenzó a subir en horas de la mañana de este sábado, cuando personal de Inspección Municipal visitó a los comercios considerados como "NO Esenciales", y los invitaba a cerrar sus puertas respetando el DNU firmado por el Presidente Alberto Fernández y que fuera adherido por el Gobierno Provincial y por la Municipalidad de Casilda.

El DNU expresa que hasta el 30 de mayo, los comercios no esenciales deberán permanecer cerrados. Esto inquietó a los comerciantes que expresaban que si no abren y no trabajan, no comen. Cerca del mediodía los flyers de la convocatoria estaban en los celulares de más de media ciudad y en las redes sociales.

A las 14 horas, en punto, y bajo una intensa lluvia, una gran cantidad de comerciantes se reunieron en la esquina de San Martín y Buenos Aires para marchar al Palacio Municipal y allí hacerse sentir ante las autoridades. Pero no pudieron hacerlo debido a que en algunas intersecciones se colocaron móviles policiales para evitar la llegada de los manifestantes a la sede de gobierno local.

Ésto, sin dudas, exasperó más los ánimos de los comerciantes que querían manifestarse pacíficamente y pedirles explicaciones a las autoridades. 

Al no poder llegar al punto predeterminado, y de manera espontánea, los comerciantes encaminaron la columna de vehículos a la casa de Andrés Golosetti. Otra vez se repitió la misma escena: un patrullero impedía el avance de la caravana, aunque esa acción no logró el cometido ya que los comerciantes se bajaron de los vehículos y comenzaron a acercarse caminando a la vivienda del Intendente, la que ya contaba con custodia policial. Unos cuatro o cinco efectivos policiales, con armas largas, se apostaron en el frente de la vivienda, generando mayor malestar entre los que se habían acercado: "no somos delincuentes. Somos gente de trabajo que solo quiere trabajar" decían.

Al no encontrar al Intendente, los manifestantes se dirigieron a la vivienda del Senador Rosconi, donde tampoco encontraron nada. Ni al funcionario, ni a las respuestas que estaban buscando.

"Solo pedimos trabajar" insistían algunos, otros querían "que alguien de la cara". Pero ninguno de esos dos pedidos fueron satisfechos en las primeras horas de la tarde del sábado.

Las redes sociales son un hervidero. Algunos anteponen razones sanitarias antes que la economía, mientras que los comerciantes aclaran: "No es en el comercio donde hay protocolos y entran pocas personas producto de la crisis económica que tenemos, donde se dan los contagios. La gente se contagia en las reuniones sociales, en las fiestas clandestinas, los domingos en la plaza o en el aeroclub. Y ahí no vimos ningún control. Ni la Municipalidad, ni el Intendente, ni el Senador, ni la Policía. Están persiguiendo a los que generamos la guita que les paga el sueldo".

"Casilda no es Buenos Aires ni Rosario. Nos conocemos todos. Cómo no nos dejan laburar? Y nos mandan a la Policía como si fuéramos delincuentes. Solo queríamos hablar con el Intendente pero nos dio la espalda" expresaban.

Mientras tanto, las autoridades emulan a los "Tres Monos Sabios": No ven, no escuchan, no hablan. 🙈🙉🙊

Te puede interesar