En el momento exacto

Anticipo 14 de julio Por
Huracán se quedó con justicia de un clásico de Chabás al que llegaba más que necesitado y alcanzó su primer triunfo de la Segunda Rueda ante Atlético. Alumni fue sorprendido por Matienzo, que lo dejó sin invicto, pero conservando la punta en soledad, en virtud del éxito 9 de Julio sobre Aprendices. El Pulgón es único escolta, un punto detrás del Alazán en las vísperas de su enfrentamiento en la próxima jornada.


Un domingo de redenciones. La sexta fecha de la Segunda Rueda de la Liga Casildense trajo consigo varios suspiros de alivio en situaciones y cuestiones variadas. El fin de rachas positivas para algunos, y el coto de malos momentos para otros. Las posiciones volvieron a apretarse en la medianía de la etapa y el plano actual de la intensa lucha que se viene, quedó configurado como apenas un boceto de lo que puede ser con la historia ya juzgada.

Para muestra, Huracán se quitó la mufa de encima y calmó un sofocón al superar sólidamente a Atlético Chabás en una nueva edición del clásico de la localidad. Los regresos al gol de sus dos delanteros, Gastón Bazet y Sebastián Iturralde, marcaron la felicidad más deseada y necesitada para el Zapatudo. El León, que nunca logró acercarse al golpe de timón que cambiara la trama, terminó con nueve hombres por las expulsiones de Diego Medina y Leonardo Martínez.

La lucha por el liderazgo mantiene los mismos nombres, pero con alteración de órdenes y diferencias. Matienzo le arrojó un sorpresivo baldazo de agua fría a Alumni, y lo dejó sin invicto en la Segunda Rueda con goles de Sebastián Domínguez y Maximiliano Arévalo, con el aliciente de haber jugado un largo trecho en inferioridad numérica por la roja a Guillermo Formica. Pese a ello, el Alazán sigue comandando las posiciones, en virtud del partidazo que 9 de Julio le ganó a Aprendices. El Pulgón lo fue ganando dos veces, por Guillermo Rotger, de penal, y Ramiro Rubortone. Pero la Academia logró empatarlo en ambas a través de Sebastián Ginóbili, que continuó su extensa racha de conversiones ante el Verde, y Pablo Marisi, también desde las once yardas. Jesús Núñez marcó el tanto que definió el match en favor de Nueve, previo al caldeo de las acciones que derivó en ida prematura a los vestuarios de Lalo García en el local y Nicolás Maroni en la visita, a pocos minutos del final. Los de Graziottín ahora son escoltas, un punto detrás del Patablanca, en la víspera de la atrayente reedición de la definición del título de 2012 que tendrá lugar la semana próxima en el Poli.

Otro que sumó triple por primera vez en la rueda fue Unión Casildense. El Tricolor, que logró su ansiada y hasta entonces inédita victoria en la era Bonavera, dio cuenta del ultra diezmado Unidos. El Tecla Farías y Sebastián González marcaron para los del Parque. Franco Camillo recortó en favor del Busca.

Unión Deportiva salió de su mini crisis ganándole un encuentro vital a Argentino en Fuentes. Las reapariciones goleadoras de Leo Falconier y el Ñoqui Navicelli, desde el punto fatídico, permitieron el respiro del Expreso. Sobre el atardecer del cotejo, Matías Tognato descontó por parte del Guerrillero.

Belgrano le puso freno al mejor momento de Atlético Sanford en el certamen. En el Morumbí, la Pantera contó con la continuidad en el score de Emmanuel Pajón y el infortunio de Franco Fuster, quien batió su propia valla, para bajar de un hondazo al Aleti y volver a prenderse arriba. El Azul jugó más de un tiempo en inferioridad numérica, ya que Matías Canteros se fue a las duchas previo a la finalización de la etapa inicial.

El único empate de la jornada estuvo en el Nuevo Fortín de Nueva Roma, donde Casilda Club hizo las veces de local recibiendo a Atlético Pujato, debido al reacondicionamiento de la cancha del Polideportivo Gherardi. El despertar en la red de Fabián Gómez había adelantado al Pincha, pero Alexis Stettler, luego expulsado, ecualizó para el Globito, que otra vez mereció más pero no pudo plasmarlo en la chapa final. La visita también sufrió las expulsiones de Maximiliano Bulleri y Leandro Morales. La última mencionada y la de Stettler fueron discutidas por las parcialidades, que no se fueron para nada conformes con el arbitraje de Javier Caro Aguirre.

La jornada libre le dio descanso obligado a América. La variedad en los resultados dejó a medias tintas al Bohemio, que si bien continúa temporalmente marginado de la zona de clasificación, le mantuvo el camino relativamente allanado para recuperar su sitio y en plena dependencia propia.

Te puede interesar