Reclamo a la C.N.C. por mal servicio del Grupo Telecom-Arnet

Interés General 16/10/2013 Por
El presidente del concejo municipal de Casilda, Lic. Roberto Meli, elevó ante la Comisión Nacional de Comunicaciones, como ente de contralor y regulador, quejas de vecinos que se ven damnificados por el grupo empresarial Telecom-Arnet donde al querer instalar el servicio de internet en sus hogares, luego de solicitar línea telefónica domiciliaria fija y abonar, al ser este paso previo obligado para aquello, ya que por esa vía se obtiene el servicio requerido, se les informa luego que no pueden brindar dicha prestación por que se realiza la conexión por telefonía fija domiciliaria por sistema inalámbrico y no por sistema de cableado de cobre, siendo este último el posibilitador de acceder al servicio de Arnet que brinda internet, servicio este realmente deseado por los vecinos damnificados.


Meli manifestó que “luego de reclamar, se les informan a los vecinos damnificados, que no se tiene previsto realizar inversiones en tal sentido y, por lo tanto, el potencial usuario a Arnet, que ya abonó a Telecom, se siente en una situación de desprotección e impotencia al verse víctima de una deslealtad comercial de venta de productos por este grupo empresarial”.

El concejal del Frente Renovador detalló que además elevó el reclamo a la Delegación de la Defensoría del Pueblo, como asimismo, comentó que “el Concejo Municipal de Casilda solicitará sea informado, tanto por las Empresas Telecom y Arnet, como asimismo, por la Comisión Nacional de Comunicaciones, sobre la situación padecida por vecinos de nuestra ciudad, solicitantes del servicio de Internet a Arnet, que para obtener dicho servicio, previamente, deben requerir y abonar la instalación de la línea de telefonía domiciliaria fija a Telecom, anoticiándose luego que no puede ésta compatibilizarse debido a que es “inalámbrica” y no de “cable de cobre”, imposibilitando el deseo real del cliente de obtener el servicio de Internet, perjudicando al vecino de sobremanera; por no ser informado convenientemente, por vendérsele un producto que luego le es inútil, por cobrarle por algo innecesario, en definitiva, por verse el vecino vulnerado en sus derechos como usuario”, finalizó Meli.

Te puede interesar