No te lo puedo…

Futbol 10/11/2013 Por
Aprendices perdió un partido increíble ante Atlético San Jorge. La Academia, que realizó una de sus mejores producciones futbolísticas en lo que va del Argentino B, rememoró viejos errores y perdonó en la puntada final frente a un Uruguayo que aprovechó lo que tuvo y no titubeó en defensa. Los de Nueva Roma siguen en zona de descenso al Torneo del Interior, pero se mantienen a tiro de un encuentro de cara al enfrentamiento fundamental con Argentino Quilmes en Rafaela.


De no creer. Cuando había logrado ponerse en ventaja y dominaba las acciones, manejando el balón y con un criterio y volumen de juego casi inédito en lo que va del Argentino B, a Aprendices se le desmoronó todo. Dos falencias de las que ya parecían olvidadas en Villada y Sargento Cabral, bien aprovechadas por el olfato de Victorio Martini, cambiaron definitivamente el curso de la historia y le dejaron a la Academia una derrota a la que cuesta hallarle justificativos de cuantía.

Porque más allá de esos letargos defensivos, los de Nueva Roma fueron los que ejercieron la propuesta. Abrieron la cancha, tuvieron buen movimiento y control de la pelota y el territorio, e inclusive, fuera de las jugadas que terminaron sacándole el resultado de las manos, no penó demasiado en su línea final propia. Pero la carencia de una cohesión clara a la hora de finalizar las acciones y definirlas, terminó por dejar las manos abiertas de par en par y vacías para los de traslavía.

El Uruguayo, sin exhibir demasiada vistosidad y virtuosismo, supo ser expeditivo. Acusó rápidamente el golpe del gol de Jesuán Lucci y consiguió capear el temporal que le configuró la escuadra albiazul en los primeros minutos de juego, a fuerza de solidez y firmeza. Y con la sartén por el mango tras el doblete de Martini previo a la finalización de la mitad inicial, nunca titubeó y se mantuvo impasible ante los embates locales, que fueron bien neutralizados entre los hombres del fondo rojiverde y el arquero Damián Turco.

Ni el apunte de todos los cañones al arco que da a la Tacita de Plata en los minutos finales pudo hacer que Aprendices quedara con algo en sus manos. Los de Luis Bentivoglio se jugaron absoluto al ataque sin mellar, y dejaron los lógicos huecos, abriendo las esperanzas de finiquito para la troupe del ex mundialista Juan Barbas, que en la agonía del match contaron con algunos contragolpes para estirar la diferencia. Pero finalmente, las chapas quedaron como se traían del primer tiempo.

Aprendices sumó una caída que le representó la pérdida de una chance difícilmente mejorable por sobrepasar rivales en la lucha por la permanencia. No obstante ello, el duelo se hace imposible a estas alturas, ya que la Academia, previo paso por la Copa Argentina, el próximo fin de semana cerrará la primera vuelta disputando un partido mucho más que vital para sus aspiraciones frente a Argentino Quilmes en Rafaela. Para San Jorge, una victoria tan trabajada como valiosa, que le permitió olvidarse de la zona caliente del descenso y adentrarse a la conversación por un lugar entre los cuatro que avanzarán a la segunda fase.

De Copa, con modificación

El miércoles, como estaba anticipadamente pautado, Aprendices realizará su presentación por la segunda fase preliminar de la Copa Argentina, en la cual visitará a Adelante en Reconquista. El encuentro estaba programado para disputarse a las 21, pero la iluminación del reducto del Rojo del nordeste de la provincia no aprobó la inspección del Consejo Federal, por lo cual la cita copera ante la Academia fue adelantada para las 16. El ganador del cruce entre los reconquistenses y el equipo de Nueva Roma, enfrentará al ganador de Sarmiento de Resistencia – Resistencia Central en la primera fase inicial.

Te puede interesar