Reclamo de justicia

Interés General 23/01/2014 Por
En la noche de este miércoles, en Plaza Casado de los Mástiles, se realizó una concentración convocada por los familiares de Mariano Gonzalez, el joven que falleció hace un mes en inmediaciones del FONAVI de barrio Granaderos a Caballo. También se sumaron a esta convocatoria los familiares de María Eugenia Casarotto, de Maximiliano Storani y de Luis Lozano. El reclamo fue de justicia, para que los procesos se aceleren. La concurrencia fue escasa.


Una escasa concurrencia tuvo esta convocatoria algo que lamentaron profundamente sus familiares. El acto se realizó en pedido de justicia, para que los procesos de las distintas causas se aceleren y los culpables paguen.

En primer término hizo uso de de la palabra Marcela Gonzalez, la hermana de Mariano, que recordó que se cumplía el primer mes del fallecimiento de su hermano, "al que le arrancaron la vida. Tenía muchos sueños que no va a poder cumplir."

Luego habló Patricia, la novia de Mariano, quien contó que Mariano estaba amenazado, e incluso a ella también la habían amenazado. "Lamentablemente los familiares de estos asesinos pueden ir a verlos, abrazarlos y besarlos. Nosotros tenemos que ir a visitarlo al cementerio."

El discurso más duro fue el de Rolando Lozano, hermano de Luis, fallecido luego de una golpiza recibida en la zona del FONAVI. Lozano pidió que "el Juez y los fiscales se pongan las pilas."
"A mi ya me largaron a dos de los asesinos de mi hermano, que me cruzan y se ríen."
"Todos saben que uno de los que está preso por matar a Marianito, también había estado preso por lo de mi hermano. Son asesinos y se tienen que pudrir en la cárcel. En una cárcel en serio, no acá que tienen televisor, juegan a la play, y tienen muchas comodidades."

En referencia a la escasa concurrencia, Lozano expresó: "Somos los que somos, y agradecemos a todos los que se hicieron el tiempo para estar aca. Pero acá debería estar todo Casilda porque lo que nos pasó a nosotros le puede pasar a cualquiera. Después es tarde."
También recordó el reclamo de instalación de cámaras de seguridad en el FONAVI: "Si hubieran colocado las cámaras cuando las pedimos después de lo de mi hermano, hoy no estaríamos lamentando lo de Mariano."

Del acto participaron los familiares de María Eugenia Casarotto, y los de Maxi Storani. Fabián Tadiello, esposo de María Eugenia quien perdió la vida luego de dar a luz a Lorenzo en el Hospital San Carlos, contó como fueron los hechos aquella noche, y el estado de la causa.

Lorena, la madre de Maxi Storani, también contó sobre la falta de respuesta por parte de la Justicia y que uno de los imputados por el asesinato está en libertad.

Un acto similar se realizará en el mes de febrero, frente a los tribunales.

Te puede interesar