El Ministerio de Salud adhiere a la conmemoración del Día mundial de la hipertensión arterial.

Salud 17 de mayo Por
La cartera sanitaria alertó sobre la peligrosidad de este “enemigo silencioso”, porque la mitad de los hipertensos no saben que lo son
hipertensión
 

El Ministerio de Salud de la provincia recordó la importancia de una vida saludable y de las causas que provocan hipertensión arterial, en el marco del “Día mundial de la hipertensión arterial” que se celebrara este miércoles.
 
La directora provincial de Promoción y Prevención de la Salud, Patricia Morales, explicó que “el mayor problema de ser hipertenso es desconocerlo. La hipertensión es multifactorial y todas las medidas que apunten a controlar los factores que la causan -como el colesterol elevado, el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y de sal, y el sedentarismo- ayudan a controlarla”. 
 
En ese sentido, destacó que lo importante “es educarnos para que los cambios sean incorporados como rutina, es decir, que la dieta saludable pase a ser parte de nuestra vida diaria, al igual que la actividad física”, alertando sobre la peligrosidad de este “enemigo silencioso”, porque la mitad de quienes son hipertensos, no lo saben.
 
Morales resaltó, además, que esta afección “constituye uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, ACV e insuficiencia renal. Por eso es fundamental estar atentos a los antecedentes familiares -padres hipertensos- y realizar controles periódicos.

Es fundamental mantener una dieta equilibrada, consumir menos sal, evitar el uso nocivo del alcohol, practicar actividad física con regularidad, mantener un peso saludable y evitar el consumo de tabaco. 

En la Argentina existe desde 2013 la Ley nacional de Regulación del consumo de sal que intenta reducir la ingesta. Actualmente, el consumo promedio por día ronda entre los 12 y 13 gramos, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda hasta 5 gramos por día (el equivalente a una cucharadita de té).
  
La directora provincial indicó también que el 70% de la sal ingerida no es visible, “ya que forma parte del contenido de los alimentos precocidos (como el pan), alimentos preparados, galletitas o en conservas. Según proyecciones, la reducción de 3 gramos de sal en la dieta de toda la población salvaría alrededor de 6000 vidas al año”, afirmó.

Asimismo, Morales aconsejó tomar precauciones desde la infancia, ya que “al reducir el consumo de sal en la alimentación de los niños se puede disminuir la presión arterial adulta”.

Te puede interesar