Conductor sancionado intentó evadir a la justicia.

Seguridad Vial 01 de noviembre Por
En la madrugada del domingo un joven casildense, de aproximadamente 30 años, fue sancionado por conducir alcoholizado pero lejos de hacerse responsable de sus actos intentó engañar al Juez de Faltas, a la Policía y a personal Municipal. A raíz de sus actos su licencia quedó inhabilitada por sesenta días y deberá afrontar consecuencias serias por realizar una falsa denuncia en la URIV.
CONTROLES

En la madrugada del domingo 29 de octubre, sobre Ruta 33, y en forma conjunta con Policía Vial y personal de la Agencia Provincial de Seguridad Vial, se realizaron controles de alcoholemia. 

Sobre ciento treinta y un mediciones se detectaron seis positivas que van desde 0.55 a 1.69.

Uno de los conductores sancionados expresó su preocupación por la retención de su licencia de conducir, dado a que le es esencial para trabajar, por lo que el personal le explicó que en ese estado no podía continuar circulando y que debía solicitar una entrevista con el Juzgado de Faltas. 

A primera hora del día lunes el infractor se presentó en el juzgado pero con otras intenciones, dado a que había planeado una estrategia para evadir la justicia pero finalmente fue descubierto. En primer lugar solicitó el libre de deudas, lo cual llamó la atención del personal por la urgencia que llevaba. “La empleada le preguntó para que la necesitaba y él respondió de mala manera, eso les resultó extraño. Las faltas tienen una demora para cargarse en el sistema y por eso fue tan temprano.” Explicó Federico Censi, Secretario de Seguridad y Prevención Ciudadana. Luego se dirigió a la URIV a realizar una falsa denuncia de extravío de su licencia, la cual se encontraba retenida por conducir alcoholizado y finalmente intentó renovarla en la Municipalidad de Casilda donde fue descubierto.

Sus acciones no solo agravaron su situación, dado a que su licencia será retenida por un tiempo mayor, sino que también le generaron problemas por fuera del Municipio por cometer un delito haciendo una falsa denuncia.

“El joven se acercó arrepentido y se justificó diciendo que necesitaba la licencia para su trabajo. Ahora el juez ya tomó la decisión, se la retuvieron por 60 días, no depende de nosotros, si se hubiese mostrado arrepentido en un primer momento el tiempo de la inhabilitación hubiera sido menor.” Agregó Censi.

Te puede interesar