Intentó denunciar un acoso en un colectivo y se descargó en las redes sociales.

Generales 04 de febrero de 2018 Por
Según su relato uno de los pasajeros tocó reiteradas veces su propio cuerpo sin dejar de mirarlo. La víctima buscó ayuda en el chófer quien detuvo el recorrido y llamó a la policía. Si bien decidió no brindar su testimonio en los medios de comunicación optó por mostrar su indignación en las redes sociales "Me dijieron que no existe delito" "Me sentí vulnerado, asqueado, violado, acosado." Escribió.
IMG_20180204_150932

En la jornada de este miércoles un joven oriundo de la localidad de Casilda denunció a un masculino mayor de edad que viajaba en su mismo colectivo.  Según su relato la situación incómoda empezó cuando subió al mismo y uno de los pasajeros comenzó a tocar su propio cuerpo sin dejar de mirarlo, la víctima busco ayuda en el chófer del micro quien no dudó en detener el recorrido, además decidió denunciarlo ante la justicia y al no recibir respuestas optó por publicar la situación a través de las redes sociales, la misma se compartió cientos de veces. A continuación compartimos su testimonio: 

"Hola a todxs. Hoy me toca contar una situación horrible que, lamentablemente, le toca vivir a las mujeres que habitan el planeta.
Hoy, como cualquier otro día de mi vida, me tenía que volver a mi casa en la ciudad de Casilda. Para eso, como todxs deben saber hay que tomarse un colectivo de línea inter urbano. Este señor que se ve en la foto era un pasajero más (o al menos eso parecía). Ni bien se subió al colectivo 33/9 de las 15.30hs en la terminar de Rosario, dicho "ser humano" tomó un asiento paralelos a los que estaba sentado yo, sin dejar de mirarme en ningún momento. Cuando el colectivo se puso en marcha, el señor empezó a tocar su cuerpo, insistiendo su mirada sobre mi. Se levantó la remera en varias ocasiones, se tocó sus partes repetidas veces. Por un momento creí que era una ilusión, algo que yo imaginaba o estaba viendo mal de reojo. Nunca lo miré a la cara hasta que en un momento para poder confirmar sus actos tomé la botella de agua que tenía a mi lado y observé lo que conté más arriba. Luego de ese momento, se levanta y deja su bolso encima de los asientos que yo ocupaba, invadiendo mi espacio personal, y se volvió a sentar en su lugar. Como no soporté más la situación fui en busca de ayuda. Me dirgí al chofer del colectivo. El chofer paró el colectivo y llamó a la policia. Inmediatamente los oficiales llegaron y nos bajaron del vehículo. El señor se escudaba en su condición de jubilado diciendo que yo estaba confundido y que llegaba tarde a su destino (Casilda).
Los oficiales me dieron la opción de denunciarlo la cual acepté. Estuve una hora y media en la comisaría 19 (Bv. Segui 5300) para que me tomaran mi declaración. La oficial que me tomó mi declaración me dijo que "no existe delito", que "ni aunque él me haya puesto el pene en la boca" no lo hay. Entonces, yo me pregunto: ¿qué le tiene que pasar a unx para que sea considerado delito? Yo soy hombre, nunca en mi vida imaginé que iba a atravesar por una situación así. Me sentí vulnerado, asqueado, violado, acosado.
La historia que me toca redactar, que me tocó vivir en carne propia, me hizo dar cuenta de las penurias que pasa cualquier mujer del mundo cuando un hombre la acosa. Y también me sirvió para darme cuenta que los hombres, a veces tampoco estamos exentos de vivir situaciones así por parte de otros hombres.
¿Qué hace falta para que sea un delito? ¿Cuantos agujeros tienen que ser penetrados por un pene para que sea considerado delito? ¿Por qué no es delito?. No me lo pregunto como hombre, me lo pregunto como unx persona que vive en una sociedad que es cada vez más injusta, que confunde delito con andá a saber qué cosa.Me lo pregunto porque no quiero que a nadie más le pase.
No se cómo se llama. Sólo se que está volviendo a Casilda, que le puede hacer lo mismo a otrx chicx, a unx niñx o a cualquiera.Que se haga pública su cara, ya que si no es delito, que sea condenado socialmente."

Te puede interesar