Registrá tu línea y hablá seguro

Seguridad 11 de octubre de 2018 Por
Desde la Municipalidad de Casilda se ha puesto en marcha, sumándonos a la medida tomada por el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), un programa que nace con la intención es desalentar el robo de celulares y combatir el mercado negro de los celulares, bajo el nombre "Registrá tu línea y hablá seguro".
Ver galería Placa IMEI 1
1 / 4 - Registrá tu línea y hablá seguro

Este programa tiene como objetivo identificar la propiedad de las líneas, por lo que el propietario estará permitiendo dar de baja el número ante una denuncia de robo o extravío para evitar el uso del servicio con fines delictivos. 

La línea va a estar automáticamente relacionada con un aparato (para eso utilizan un cógido IMEI que es único en cada teléfono, una especie de DNI del celular), por lo que será posible, ante un robo, pasar ese equipo a una lista negra e impedir que se conecte a la red celular nacional. 

Con estas medidas, los expertos creen que cumplirán con el objetivo ya que si fue denunciado el equipo, este dejará de funcionar como teléfono. 

Para obtener el IMEI de tu teléfono y así poder registrarlo en la base de datos del Ministerio de Seguridad de la Nación, tenés que marcar en tu celular #06# y guardar ese número en un lugar seguro. 

Para poder tener acceso a los detalles del sistema se puede ingresar al sitio www.minseg.gob.ar/tucelu/. Allí se indican los pasos necesarios para hacer que todos los celulares estén a nombre del dueño con sus datos personales. 

Si su equipo fue robado, lo que debe hacer es llamar al número *910 para pedir que el teléfono sea declarado como tal. La operadora que lo atienda ya cuenta con el número de IMEI. 

Este sistema que promete ser novedoso y efectivo ya fue implementado en varios países de Europa y América latina. 

El robo de celulares parece un delito menor, pero conlleva efectos negativos gravísimos, como por ejemplo: 

– El robo a particulares ocasiona una pérdida económica, posibles lesiones físicas y emocionales, desconfianza y sensación de inseguridad en todo momento e impide que las personas se comuniquen por un período de tiempo (lo cual representa, en muchos casos, una pérdida económica). 

– Esta actividad alimenta un negocio ilegal e informal y, según el Ministerio de Seguridad de la Nación, gran parte de los aparatos robados son utilizados para cometer otros delitos. 

Te puede interesar