La frutilla del postre

Futbol 01 de junio Por
Unión Deportiva goleó en el clásico a Atlético Sanford. El Expreso, con triplete de Ñoqui Navicelli, se impuso por 4-1 al Rojinegro en el adelantado de la última fecha de la Primera Rueda y la cerró llevándose 26 puntos a la Zona Campeonato. El Aleti concluyó la etapa en la última ubicación y sin haber podido ganar en sus 14 presentaciones.


Unión Deportiva cerró de manera inmejorable una rueda de muy buena producción. El Expreso Rojo, que ofició de local en la cancha de Atlético Chabás por el resembrado del césped en el Pablo Luna, terminó la primera etapa de la fase regular quedándose sin atenuantes con el clásico Interpueblos, en el que goleó 4 a 1 a un Atlético Sanford que pese al cambio de entrenador, sigue padeciendo un presente que languidece.

Los de Ariel D'Amato marcaron las cartas y remataron la historia por intermedio de Sergio Navicelli, que dio otra demostración de su gran momento y señaló el hat trick que dejó sentenciado el derby, y cerca del final, el Zurdo De Pascual, quien señaló su primer tanto en su nueva etapa en el Rojo, decoró el score en provecho del que hizo las veces de anfitrión en el feudo lagunero. Para el Aleti había puesto algo de suspenso Ezequiel Mijoch, quien posteriormente debió retirarse en ambulancia con una grave lesión en el talón.

El elenco de Los Molinos, pese a haber igualado transitoriamente a Alumni en la punta, no podrá quedársela definitivamente, ya que la derrota del Alazán que le permitiría finalizar con el uno en el casillero, haría que Belgrano lo supere en diferencia de gol. Pero más allá del detalle, nada quita o empaña el notable desempeño y la más que productiva cosecha en puntos para Unión Deportiva, que de esta manera cerró la Primera Rueda con 26 puntos, y nada menos que imponiéndose con holgura ante su enemigo más íntimo.

Para Sanford, la sensación de hallarse en las antípodas de su rival dilecto. El Aleti, ahora dirigido por José Previti, nunca logró hacer pie en el campeonato y de cara a la segunda etapa dependerá muchísimo de los refuerzos que puedan incorporarle jerarquía y otra tónica a su funcionamiento, y de acomodar y pulir sus piezas ya existentes, para que lo que queda de 2013 no sea un padecimiento más para la tan fervorosa como sufrida parcialidad rojinegra.

Te puede interesar