El Director de Policía Comunitaria se reunió con Bacalini

Seguridad 03/07/2014 Por
En la tarde de este jueves, en el Palacio Municipal, el Intendente Municipal, Juan Carlos Bacalini, junto a los Concejales Pablo Zanetti y Pablo Tomat, recibieron al Director de la Policía de Proximidad, Juan Manuel Neffen, al SubSecretario de Seguridad Provincial, representante del Nodo 4, Gustavo Zignago, y el Jefe de la Policía Comunitaria.


En el encuentro, comprometido el pasado viernes en la reunión mantenida por las autoridades políticas locales con los responsables de la Seguridad Provincial, se habló sobre la posibilidad de firmar el convenio para que la Policía de Proximidad comience a funcionar en Casilda.

Los funcionarios provinciales tomaron nota de la situación actual de boca del Intendente y del Secretario de Seguridad Ciudadana, Rubén Rimoldi, y expresaron que se podrá destinar unos 30 hombres a la ciudad.
Esos 30 hombres serán evaluados y elegidos por el poder político local y los funcionarios provinciales, siendo el Intendente quien dé el visto bueno a cada uno de esos hombres.
La idea es que quienes cubran esos cargos sean oriundos de la ciudad de Casilda.

En los próximos días se abrirá una inscripción para que los interesados se acerquen y luego reciban la capacitación pertinente, la que se brindará en el Instituto de Seguridad Pública que tiene sede en la ciudad de Rosario.
La próxima semana mantendrán un nuevo encuentro donde evaluarán los adelantos del trabajo.

Tanto Bacalini, como Tomat y Zanetti, se mostraron muy satisfechos con el proyecto luego de la reunión, y manifestaron que es una muy buena opción para mejorar la seguridad especialmente en algunos puntos que suelen ser los más conflictivos.

En Casilda habrá 30 agentes comunitarios que se desempeñarán únicamente en ese lugar, y donde cada uno de los efectivos será responsable de unas pocas cuadras (un “microbarrio” de dos manzanas aproximadamente).

El Policía Comunitario trabajará a pie en las cuadras asignadas, donde entregará a cada uno de los vecinos una tarjeta de Identificación Personal con todos los datos de contacto: foto, nombre y apellido, número de identificación policial, número de celular, correo electrónico y dirección de la Casa de la Policía Comunitaria.

El Policía Comunitario también estará con un teléfono celular y en ese número el vecino podrá convocarlo.
El vecino podrá también enviarle correos electrónicos a la casilla correspondiente. En caso de que el mismo sea víctima de un delito, el agente tiene el equipamiento necesario para que se pueda hacer la denuncia en su propio domicilio, puesto que portará (como parte de su equipamiento) con formularios de denuncias.

El horario de patrullaje a pie de cada Policía Comunitario será establecido en cada microbarrio por los vecinos.
Asimismo el Policía Comunitario invitará al vecino a elaborar juntos un plan de seguridad acorde a las necesidades específicas de la cuadra, estableciendo las prioridades de seguridad de manera consensuada, y deberá rendir cuentas públicamente del trabajo realizado en la cuadra.
Por último, la Casa de la Policía Comunitaria es el espacio donde se convocará para trabajar en conjunto por la seguridad de la cuadra, a través de reuniones individuales o grupales.

La Policía Comunitaria forma parte del Plan Abre, que es un Programa de Intervención Integral en Barrios anunciado por el Gobierno provincial en diciembre de 2013.

Con el Plan Abre, el gobierno de Santa Fe profundiza un conjunto de acciones para mejorar la calidad de vida, la convivencia y la seguridad de todos los ciudadanos, a través de dos ejes de trabajo: "Infraestructura y hábitat", y "Convivencia y participación".

La creación de la Policía Comunitaria, al interior de la fuerza, forma parte de las “Bases para una Seguridad Democrática” anunciada por el gobernador en noviembre de 2012, y su puesta en marcha es posible también gracias a la sanción de la Ley Nº 13.297 de Emergencia en Materia de Seguridad.

Enmarcada en la reforma policial que la provincia lleva adelante, la implementación de la policía con perfil comunitario representa una orientación específica capaz de gestionar estrategias y práctica policiales preventivas con la participación de la comunidad. La idea de formar la Policía Comunitaria nace de la necesidad de acentuar la primacía de la labor preventiva de cercanía de la fuerza, y su finalidad es la de reducir la violencia a partir de acciones concretas de proximidad con los vecinos. Estas acciones estarán coordinadas en el lugar con autoridades educativas, vecinales, bancos, clubes deportivos, comerciantes, etc., a partir de reuniones sostenidas en el tiempo.

De esta manera el agente comunitario se convierte en un nuevo actor público que tiene como objetivo el acercamiento con el vecino integrándose en un núcleo social en el que adquiera respeto y confianza y fortaleciendo sus lazos sociales con la comunidad.

El eje fundamental para lograr una Policía Comunitaria acorde a las necesidades y protocolos establecidos, es la capacitación y formación intensiva. Por eso mismo, tanto el Estado provincial como el municipio de Rosario, pusieron en marcha distintas actividades y jornadas de formación con todos los policías comunitarios desde el año pasado.

La convocatoria para las personas que deseen recibir capacitación con el objetivo de incorporarse a la Policía Comunitaria, tiene los siguientes requisitos, vigentes para la inscripción a la carrera de “Tecnicatura Superior en Seguridad Pública y Ciudadana: ser argentino, nativo o por opción; tener título secundario o polimodal completo (excluyente sin adeudar materias a la fecha de incorporación); poseer condiciones de salud y aptitudes psicofísicas compatibles con el desempeño de las funciones correspondientes al Escalafón General – Subescalafón Seguridad de la Policía de la Provincia de Santa Fe, debiendo superar los exámenes psicológicos y médicos de ingreso; no haber sido condenado por la justicia nacional o provincial, por delitos o contravenciones, haya o no cumplido la pena impuesta; no encontrarse procesado por la Justicia Nacional o Provincial, hasta que obtenga sobreseimiento definitivo o absolución con aclaración cuando la ley lo contemple, que el proceso no afecta su buen nombre y honor; tener entre 18 y 28 años de edad al 31 de diciembre del año en curso; no ser empleado público de la Administración de la Provincia de Santa Fe; y/o municipal no haber sido destituido, cesanteado o exonerado de empleo público nacional, provincial o municipal; presentar la documentación necesaria en forma y plazo que se establezca”.

Te puede interesar