Beneficios que perjudican

Interés General 20 de mayo Por
Durante los últimos días de la semana pasada operarios de una empresa contratada por la Empresa Provincial de la Energía realizaron trabajos para el cambio del cableado eléctrico, con la colocación de cables pre-ensamblados a lo largo de la calle Tucumán, en barrio Granaderos a Caballo. Esto traerá un beneficio a los usuarios de la empresa. Al mismo tiempo que se pasaba el nuevo cable iban apareciendo cables de teléfono cortados, postes rotos y gran parte del barrio se quedó sin alumbrado público.


Sin lugar a dudas la colocación de cables de pre-ensamblado es una mejora en el servicio de energía eléctrica para todos los ciudadanos del barrio Granaderos a Caballo, pero lamentablemente el personal asignado al reemplazo de cables viejos por nuevos hizo un trabajo tan rápido como destructivo.

El escaso personal que el Directorio de la Empresa Provincial de la Energía tiene asignado a la Agencia Casilda es insuficiente para encarar este tipo de trabajos. Por eso la Empresa terceriza estas tareas y contrata a otras empresas para que hagan el reemplazo de cables del tendido eléctrico.

El inexistente control al trabajo que realizan los contratados, sumado al poco cuidado que los operarios tuvieron a la hora de hacer su trabajo dejaron una situación inédita en el barrio que afectó otros servicios.

Al paso del cable pre-ensamblado los vecinos del barrio comenzaron a notar que varios postes donde se sostiene el tendido eléctrico quedaron quebrados. Además gran cantidad de domicilios se quedaron sin el servicio de TELECOM y ARNET por el corte de cables y el alumbrado público en calles Tucumán y Estanislao Zeballos se encuentra fuera de servicio desde Roca hasta 9 de Julio, casi en su totalidad.

Los vecinos realizaron los reclamos correspondientes a la empresa TELECOM, pero como no podía ser de otra manera la empresa todavía no acudió a conectar los cables cortados porque, después de hacer pruebas internas, expresan que no habría ningún inconveniente con esas líneas.

Nadie parece responder ni hacerse cargo de la situación y desde la tarde del jueves algunos postes se encuentran peligrosamente quebrados, no hay alumbrado público propiciando las calles del barrio a la tarea de malvivientes, y muchos vecinos no cuentan con el servicio de teléfono e internet que utilizan para trabajar.

Algunos de los vecinos estudian realizar una denuncia ante la Defensoría del Pueblo.

Te puede interesar