Mira Adelante

Futbol 31 de octubre Por
Aprendices venció a Coronel Aguirre en el Nuevo Fortín y avanzó a la segunda instancia de la Copa Argentina. La Academia, que ganó sin atenuantes, se impuso por los tantos de Leo Villa, Tino Villán y Pablo Marisi. Facundo Camafreita, con el rebote de un penal que le atajó Gastón Cambursano, había puesto la igualdad para el alternativo Rojiverde de Villa Gobernador Gálvez. En la próxima fase, los de Nueva Roma se enfrentarán con Adelante Reconquista.


Todo confluyó y se conjugó para la alegría de la Academia, que debutó con el pie derecho en su primera presentación histórica en la Copa Argentina. Aprendices, con justicia, más allá de algunas dudas y fantasmas que le sobrevolaron tras el empate parcial, logró dar cuenta de Coronel Aguirre para adentrarse en la siguiente instancia del segundo campeonato en relevancia y jerarquía a nivel nacional. Pero el éxito reviste mucho más que el mero avance en una competencia de primordial jerarquía y que puede reportar dividendos económicos para el club de Nueva Roma. Porque los de Luis Bentivoglio se sacaron de encima la mufa, ganando tras seis partidos y convirtiendo después de cuatro sin gritos en el Argentino B, para cortar la racha que dejó a los albiazules sin la posibilidad de seguir buscando el campeonato de la Liga Casildense y los sumergió en puestos de descenso al Torneo del Interior en el certamen federal.

Más allá de cuestiones numéricas y circunstanciales del contexto, los de traslavía lograron ser protagonistas del lance con la formación alternativa planteada por Marcelo Vaquero, que lejos estuvo de hacerle fácil la patriada al equipo de Casilda y lo tuvieron en vilo durante buena parte del primer tiempo.

Los primeros empujones y amagues fueron del local, y rápidamente se materializaron con el formidable zapatazo de Leo Villa que abrió el tanteador. Pero con ello incrementó el desafío, porque los Pibes Bravos fueron con enjundia y decisión a apretar las tuercas en pos de alcanzar la igualdad. No consiguieron mellar en demasía con el juego asociado, pero el balón parado fue un arma importante, ya que de ahí llegó el penal que generó polémicas, ya que el balón habría impactado en el pecho y no en la mano de Darío Villán, y forzó el empate de los de Villa Gobernador Gálvez.

La revancha inmediata de Facundo Camafreita, que concretó el rebote tras la atajada de Gastón Cambursano en el tiro desde las once yardas, puso en dura prueba al Fortinero, que perdió cierta solidez y tuvo algunas incertidumbres a la hora de salir de su propio campo, lo que combinado a la presión ejercida por la visita, pudo haber dado vuelta el score.

Pero el entretiempo cayó como un bálsamo. Aprendices lució otra cara en el complemento, mucho más parecida a la que quiere mostrar y que había lucido en el trecho inicial. La Academia fue por todo, con una buena mixtura de paciencia y vértigo en los momentos indicados, sin desesperación e intentando sacar réditos de cada espacio. Así, el Tino Villán desvió un centro ejecutado por Jesuán Lucci para el desahogo, y posteriormente Pablo Marisi labró una escapada que venía esperando, para quedar cara a cara con Franco Grassi y definir de zurda y con la jerarquía que lo caracteriza para ponerle la rúbrica al triunfo cuando promediaba la segunda parte.

El lapso definitorio transcurrió entre aislados pero poco eficientes esfuerzos de Aguirre por quebrar la historia y réplicas de los de azul y blanco que bien habrían podido redondear una diferencia mayor. Nada de ello aconteció, y el 3-1 terminó con el sinsabor constante de las últimas semanas en Villada y Sargento.

Aprendices ganó. En resultado, pero fundamentalmente en confianza y demostrando qué tiene capacidades para algo más que la resistencia, cualidades de las que debe hacer uso y gala en su próxima parada visitando a 9 de Julio en Rafaela, lo que representa un duelo de seis puntos en la lucha por escaparle al descenso. Para Aguirre una pronta eliminación que no lo aqueja demasiado, debido a que el Argentino B es la prioridad rojiverde, cuestión puesta de manifiesto en el once totalmente alternativo plantado por Marcelo Vaquero en el feudo neoromano.

El mundo, un pañuelo

La tarde gris del Nuevo Fortín marcó dos cuestiones bastante curiosas. En principio, el encuentro que terminó en victoria de Aprendices sobre Coronel Aguirre fue dirigido por Rubén González, árbitro designado por la Liga Interprovincial pero perteneciente a la Cooperativa rosarina, mediante la cual controló el match que significó la eliminación para la Academia en cuartos de final del certamen local a manos de Argentino de Fuentes. Y también, además de redundar el debut en el Argentino B con los rojiverdes, se reiterará el rival para el cuadro de Nueva Roma en la segunda presentación de la Copa Argentina que será Adelante Reconquista, clasificado la Segunda Fase Preliminar Regional al vencer por la mínima a Atlético Paraná en la capital entrerriana. El duelo entre el Rojo del nordeste y el elenco que conduce Luis Bentivoglio está programado para dentro de dos semanas, llevándose a cabo el miércoles 13 de noviembre.

Te puede interesar